Paneles y mesas de trabajo

Busca tu mesa de trabajo y envía una propuesta

PANELES DEL CONGRESO

A continuación puedes consultar los paneles del congreso:
Mesa 1.1

Garantía de ingresos para población activa y transformaciones de los mercados de trabajo

COORDINACIÓN

Descripción

Desde los años 1970, una serie de profundas transformaciones sociales han alterado los cimientos sobre los que se asentó el Estado de bienestar clásico. Esas transformaciones, que van desde la integración económica supranacional hasta el envejecimiento de la población, pasando por los cambios de las formas de vida familiar o los nuevos procesos migratorios, han hecho emerger problemas y necesidades nuevos y han puesto en crisis las instituciones de protección social, lo que se ha englobado bajo el concepto de «nuevos riesgos sociales».

La transformación de los mercados de trabajo es una de las que más relevantes. En todos los países europeos han crecido las tasas de empleo al mismo tiempo que el desempleo se ha convertido en un fenómeno casi permanente en los mercados de trabajo y en las biografías de las personas activas, algunas de las cuales, pocas pero significativas, han quedado «desahuciadas» del mercado de trabajo. En este periodo, la norma de empleo fordista del periodo de Estado de bienestar clásico (empleo indefinido a tiempo completo) deja espacio a formas atípicas o «inseguras» de empleo (empleo a tiempo parcial, empleo temporal, empleo autónomo dependiente, nuevas formas de subempleo a través de la formación, el relevo, las becas o el reciclaje u otras).Desde el comienzo de la Gran Recesión, este proceso de cambio se ha intensificado.

Junto con la quiebra de la relación salarial fordista han entrado en crisis los arreglos institucionales que proporcionaban seguridad económica a los trabajadores y sus familias. Por una parte, el salario de varón pierde el carácter de sustento principal que proporcionaba un ingreso familiar estable y perdurable, es decir, deja de ser la base de la seguridad frente a la pobreza de buena parte de los hogares de trabajadores. Por otra, esta quiebra significa también la crisis los mecanismos clásicos de garantía de ingresos para la población activa, cuyos dos principales mecanismos han sido las prestaciones (contributivas y asistenciales) de desempleo y de garantía de mínimos.

La garantía económica frente al desempleo está fundamentada en la distinción nítida entre ‘estar ocupado’ o ‘estar desempleado’. En un mercado de trabajo en el que se generalizan contratos de breve o muy breve duración, las biografías laborales combinan periodos de desempleo y empleo de corta duración y de jornada variable. Las prestaciones para personas desempleadas protegen mal a quienes presentan estas trayectorias laborales discontinuas, condenándolas a elegir entre la desprotección y la renuncia a pequeños empleos que supondrían su pérdida. En cuanto a las rentas mínimas, diseñadas por lo general con el principio de la cuantía diferencial (deducción de los ingresos efectivos de la cuantía garantizada), la participación en el empleo no se traduce en un aumento de los ingresos totales de los hogares, corriendo el riesgo de crear una «trampa de la pobreza». A todo ello se añade la progresiva orientación activadora de este tipo de protección que se traduce en programas de formación o acceso protegido al empleo que se integran mal con la discontinuidad en el empleo. Toda esta falta de flexibilidad se traduce en situaciones de grave desprotección.

En varios países europeos, los sistemas de protección al desempleo y de garantía de mínimos han sido reformados total o parcialmente de distintas formas. En algunos países se han fusionado los sistemas de renta mínima y desempleo asistencial (Alemania), en otros se han introducido mecanismos de crédito fiscal o de prestaciones de complementación salarial (Reino Unido, Francia) y otras formas de exclusión parcial del cómputo de ingresos por trabajo. En nuestro país, se han propuesto mecanismos complementarios de ingresos y algunas comunidades autónomas han incorporado en sus programas de rentas mínimas, dispositivos de estímulos al empleo o exenciones de cómputo para los ingresos de la actividad con diferentes fórmulas.

El objetivo de esta mesa es recoger y discutir trabajos de investigación centrados en la relación entre mecanismos de garantía de rentas y mercados de trabajo y las reformas y ajustes de los sistemas de protección para población activa que exploren su capacidad protectora frente a la discontinuidad e inestabilidad de las nuevas biografías laborables.

Desde esta mesa, se invita a la presentación de trabajos de investigación que se aproximen a este problema a nivel europeo, nacional o local, tanto desde el análisis comparado como del estudio de caso. Esperamos contar con contribuciones que exploren sobre:

  • Protección y desprotección económica y trayectorias laborales.
  • Alternativas y debates sobre las reformas de los sistemas de protección de la población activa.
  • Cambios institucionales y reformas programáticas de la protección del desempleo y la garantía de mínimos.
  • Desarrollo de experiencias piloto y proyectos experimentales.
  • Evaluación y alcance de estos procesos de reforma.

Selección de trabajos


1.1-mesa-para-web

Enviar abstract
Mesa 1.2

Políticas de empleo en mercados hiper-flexibilizados. ¿Una solución laboral a la precarización o un paliativo de la política social para los excluidos del modo de producción informacional?

COORDINACIÓN

Descripción

Los cambios en la racionalidad las políticas de empleo desencadenados a raíz de la crisis del modelo de producción y crecimiento fordista han suscitado un amplio interés, encontrándose un considerable volumen de publicaciones en el contexto europeo y español que se han aproximado a esta problemática de forma teórica y empírica. El interés por esta temática se remonta, fundamentalmente, a la década de los 80, periodo en el cual el desempleo masivo que se instaura en la mayoría de los países europeos propicia las primeras reformas del mercado laboral, inspiradas en la flexibilidad. Concepto ampliamente discutido y revisado (Hyman, 1994, Pollert, 1994; Bilbao, 1999).

Desde la década de los 90 se constata la emergencia de debates en torno a nuevos enfoques o modelos de intervención en el mercado laboral destinados a hacer frente a diversos problemas y desafíos. Desafíos vinculados al avance de un modo de producción informacional o basado en el conocimiento (Jessop, 2002; Castell, 1997), y sus consecuencias en términos de desajuste formativo de la mano de obra; o las crecientes dificultades de las políticas sociales y de empleo para integrar a un perfil de población en riesgo de exclusión social que puede trabajar, pero difícilmente encuentra empleo. Entre las distintas alternativas objeto de discusión emerge un enfoque, la activación, que adquiere un protagonismo esencial, en parte como consecuencia de la europeización de las políticas de empleo (Martínez López, 2011; Sanz de Miguel, 2016; Serrano, 2007; etc.). Enfoque que, pese a su carácter impreciso, se expresa como receta universal frente a los problemas actuales. La activación describe una característica quizá no universal, pero si común a diversos procesos de reforma emprendidos en las últimas décadas, que redefine la relación entre la protección social y el empleo, con vistas a incrementar la participación de las personas en el mercado de trabajo (Barbier, 2004). Estas reformas han afectado a distintos campos de la protección social, si bien su principal foco de actuación han sido los programas de prestaciones por desempleo contributivo y asistencial. Estos programas se han visto sujetos a reestructuraciones diversas que han tendido, en líneas generales aunque con distinta intensidad y cierta variación entre los países europeos, a: reducir la cuantía de las prestaciones;  limitar las condiciones de acceso; introducir incentivos al trabajo, a partir de la aplicación de controles sobre la búsqueda activa de empleo; e incentivar que las personas receptoras de prestaciones participen en diversos programas de Políticas Activas de Empleo (PAE), bien para ampliar su formación, bien para mejorar sus perspectivas y oportunidades de entrar en empleos mediante el acompañamiento en la búsqueda de trabajo. Sorprendentemente, la  crisis iniciada en 2008 no ha dado lugar a grandes innovaciones en el ámbito de las políticas de empleo, observándose así que las instituciones europeas y los gobiernos de los estados miembros han persistido en el desarrollo de propuestas y reformas que se inspiran en los mismos principios, si bien poniéndose un mayor énfasis en la priorización de determinados colectivos, como lo jóvenes parados, que son delimitados través de nuevos indicadores (Ninis) que también se han visto sujetos a discusiones y críticas (Serracant y Melendres, 2012). En este caso, se observan además nuevas estrategias, como la garantía juvenil.

España ha constituido y constituye un interesante caso de estudio dado el comparativamente elevado impacto que, en términos de desempleo, tienen las crisis económicas que desde los 80 han acontecido. En este caso, las reformas de la regulación laboral y las políticas de empleo se han sucedido, con resultados siempre discutibles. Así, el mercado laboral se ha flexibilizado progresivamente desde los 80 sin que se consigan alcanzar los objetivos de creación de empleo deseables, y a costa de un notable incremento de la precariedad en el empleo (Prieto et al 2009; Caprile y Sanz de Miguel, 2016). Por otra parte, se ha buscado, especialmente en los últimos años, aumentar el vínculo entre las prestaciones por desempleo y asistenciales y las PAE, pero en un contexto de reducción presupuestara y limitación de los fondos dedicados a estas políticas (Lope y Alós, 2013; Lope, 2015). Junto con esto, encontramos la concreción, a través de las reformas de 2011 (Real Decreto-ley 3/2011)y 2014 (Real Decreto-ley 8/2014), de lo que pretende ser un nuevo modelo de PAE, que promueve: la armonización de servicios en el territorio mediante un catálogo común; un modelo de atención personalizada en base a la elaboración de itinerarios individuales de empleo; y un nuevo sistema de gobernanza cuya financiación, ejecución, control y evaluación están orientados hacia la consecución de determinados objetivos, cuyo seguimiento debe determinar el reparto de fondos entre las Comunidades Autónomas (CCAA), aspecto que genera importantes interrogantes en cuanto su ejecución efectiva, así como con relación a sus posibles efectos términos de eficiencia y equidad. Finalmente, podría mencionarse el poco conocido impacto de las reformas emprendidas en diversas CCAA en torno las comúnmente denominadas Rentas Mínimas de Inserción, concebidas como programas asistenciales dirigidos a personas en riego de exclusión.

Estas reformas a las que se ha hecho mención deben analizarse con relación a los cambios que han tenido lugar en la gobernanza europea de la política de empleo, previamente articulada a través de la Estrategia Europea de Empleo (EEE). El Semestre Europeo ha ampliado el campo de la vigilancia más allá del control de la deuda pública y el déficit fiscal, incluyendo los desequilibrios macroeconómicos como elementos susceptibles de acarrear sanciones económicas. Las políticas sociales y de empleo, que son competencia exclusiva de los estados, se han mantenido teóricamente al margen de este proceso. De este modo, las recomendaciones en este campo siguen sin ser legalmente vinculantes y no existen mecanismos sancionadores para favorecer la convergencia. A pesar de esto, se ha evidenciado cierta colonización de la Estrategia Europea de Empleo (EEE) por parte de la nueva gobernanza económica, en el contexto del semestre europeo. Ciertos autores cuestionan incluso que las directrices de empleo puedan seguir considerándose representativas de un modelo de regulación “soft” que carece de instrumentos sancionadores (Erne, 2015). Estas tendencias coexisten actualmente con discusiones en torno al contenido político generado en el propio Semestre Europeo. Tras la integración de las directrices de empleo con las económicas se constató, de manera generalizada, cierta subordinación del contenido y objetivos de las primeras respecto a las segundas (Mailand, 2008; Zeitling). Los primeros años del Semestre Europeo parecerían haber reforzado ese proceso (Degryse, 2012). No obstante, la evolución del Semestre Europeo y la creación de nuevos espacios de discusión entre departamentos políticos diversos, gobiernos y, especialmente, agentes sociales, ha favorecido para algunos autores, cierto viraje social, apuntando una tendencia hacia la “socialización del Semestre Europeo” (Zeitlin y Vanhercke, 2017). Tendencia que se observa en el mayor énfasis otorgado a los objetivos sociales en las prioridades de la UE y los CSR, así como en el nuevo papel reforzado que poseen actores vinculados a las políticas sociales y de empleo a nivel europeo y los agentes sociales a nivel nacional (Zeitlin y Vanhercke, 2017). La concreción de estos cambios y su influencia en la política de empleo de España es por tanto otro ámbito de interés y discusión.

Tal viraje social desde el ámbito estructurador europeo nos refirmaría en una de las hipótesis centrales que late en el propio espíritu de esta mesa: que la preeminencia de un discurso neoliberal en economía ha colonizado el enfoque europeo hacia la cuestión social y la cohesión que hasta hace poco tiempo eran pilares ideológicos y prácticos sobre los que descansaba la sociedad salarial (Castel, 1997). La Europa Social cuyo eco nominativo incluso ha dejado de sonar ya en los discursos de los grandes partidos políticos europeos, se planteó como seña de identidad en el atisbado proceso de construir un espacio político y social más allá de un gran mercado impulsor de la globalización del capital financiero, que parece ser hoy el resultado de este reciente proceso de estructuración de los marcos civilizatorios occidentales.

La nueva ideología neoliberalizadora de los capitales y de las personas ha dejado ya, como hemos señalado al principio, su impronta en el  modo de desarrollo informacional que impera en países como España y resto del sur de Europa, generando Estados de Bienestar social raquíticos donde se vuelve a una socialización ciudadana casi más propia de sistemas políticos de redistribución graciable que de estados sociales de derecho, tal y como se auto reclaman, como bien explica Alonso Benito, Prieto y muchos otros, cuando aluden a la posibilidad de una ciudadanía restringida por razones económicas de facto. En este contexto, las PAEs han sido utilizadas en España de forma latente cuando no explícita, como sustitutivas de políticas de empleo y políticas sociales propiamente dichas, implementadas con la capacidad de promover la inclusión social efectiva y la integración en el mercado laboral de los colectivos más perjudicados por la crisis económica y financiera que aún vivimos. El papel de las PAE, plantea por tanto serios interrogantes sobre la calidad de nuestros mecanismos institucionales de asignación laboral y de redistribución del producto económico.

En definitiva, creemos que nos encontramos en un momento civilizatorio europeo y global donde se está poniendo a prueba la capacidad real de abandonar al exclusivo concepto de “mercado” la formación del lazo social y la solidaridad necesarias para mantener los aspectos esenciales sobre los que ha reposado el progreso material y moral de la humanidad en el proceso de modernización.

Nuestra sociedad ha sufrido, más que las del norte de Europa, los envites de la crisis económica sobre tejidos laborales ya precarizados con anterioridad y con presencia de colectivos confinados permanentemente a la misma: mujeres, jóvenes, inmigrantes, trabajadores de edad avanzada procedentes de deslocalizaciones productivas, etc.

Así, resta por dar cuenta, y eso es algo que solicitamos a nuestros colegas a nivel nacional, de la posible utilidad o inutilidad que han tenido las PAEs como políticas sociales que de forma latente han sido utilizadas como sustitutivas y paliativas de una genuina política de integración social, en el marco de nuestros Estados del Bienestar.  Políticas éstas que ya fueron evaluadas desde hace una década al menos, y valoradas como insuficientes y negativas para la consecución de una mayor igualdad social,  por autores fundamentales para comprender tales medidas, como Serge Paugam, Duncan Gallie o  Jean Claude Barbier.

A continuación, se sintetizan unas propuestas de temas para las comunicaciones:

  • Estrategias de flexibilización laboral y efectos en las condiciones de trabajo y empleo en España o países europeos.
  • Principios y lógicas de la activación de la prestación por desempleo en España. Atención a las lógicas de activación matizadas en las distintas CCAA.
  • Nuevos modelos de PAEs en España y análisis sobre el concepto de “Itinerarios Personalizados de Inserción” en colectivos marginados: mujeres con bajas cualificaciones, jóvenes sin acreditaciones académicas, inmigrantes sin cualificación, parados de larga duración y mayores provenientes de deslocalizaciones industriales.
  • Activación de los jóvenes: becas y garantía juvenil.
  • Reformas autonómicas de las Rentas Mínimas de Inserción.

Impacto e influencia del Semestre Europeo en la política de empleo española (¿Socialización del Semestre Europeo?).

Selección de trabajos


1.2-mesa-para-web

Enviar abstract
Mesa 1.3

El desafío de adaptar las políticas de inclusión activa a las nuevas realidades del mercado de trabajo en los países del sur de Europa

COORDINACIÓN

Descripción

Las nuevas realidades del mercado de trabajo, en particular la extensión de las formas de empleo precario, plantean nuevas problemáticas que sin duda suponen un reto para el desarrollo de las políticas de inclusión, especialmente en el contexto de los países del sur de Europa. Estos han conjugado en los últimos años unas altas tasas de desempleo, en muchos casos estructurales, con dinámicas de extensión del empleo precario. A esta situación se suma además una importante competición, también en los niveles bajos de la escala ocupacional, para acceder a los puestos de trabajo. En este contexto, ha tomado fuerza un fenómeno con dos expresiones muchas veces superpuestas, la de los trabajadores pobres, personas que a pesar de estar empleadas no consiguen superar la línea de pobreza y la de personas con trayectorias con periodos de desempleo intermitentes que se combinan con contratos precarios.

En este contexto, desde el marco comunitario, se ha impulsado el concepto de “inclusión activa” basado en la combinación eficaz de tres pilares: i) la garantía de ingresos, ii) servicios públicos de calidad en materia de sanidad, educación y servicios sociales y iii) programas que permitan el “retorno al empleo” o apoyos a una formación profesional u ocupacional. En lo que refiere específicamente al último punto, diversos informes han puesto de manifiesto que la implementación de las medidas de inclusión activa en España, al igual que otros países del sur de Europa, muestra una inadecuada segmentación de la activación en función de la distancia del mercado de trabajo de los individuos, es decir, ponen en juego formas de activación que no siempre tienen en cuenta las características de las personas demandantes. Ante esta realidad, diversos especialistas han planteado recomendaciones sobre cómo reorientar las estrategias de inclusión. Existe un amplio consenso sobre la necesidad de orientar las políticas de activación de cara a elevar el nivel de cualificación de las personas, de manera que puedan adquirir un nivel de empleabilidad elevado –a través por ejemplo de empleos subvencionados y formación– que les permita superar el círculo vicioso de la precariedad laboral. Partiendo de este criterio, diversas estrategias de “innovación social” han sido puestas en marcha, como un intento de solventar los problemas que presentan las medidas de inclusión socio-laboral en España y otros países de sur europeo. Nos estamos refiriendo a experiencias de integración horizontal de servicio sociales y de empleo; gestión de casos; empleo con apoyo de mentoría; fomento de la economía social o microfinanzas, entre otras.

En este contexto, la mesa pretende constituirse como un espacio para la reflexión sobre la capacidad de adaptación de las políticas de inclusión, en particular las referidas a la formación y al empleo, a las nuevas realidades del mercado de trabajo, analizado además experiencias innovadoras de inclusión orientadas a la integración en el ámbito social y laboral.

La mesa de trabajo se organizará agrupando las propuestas en torno a los ejes temáticos abordados (políticas de inclusión orientadas a la integración en el ámbito socio laboral y nuevas realidades en los márgenes del empleo). Una vez presentadas la totalidad de las ponencias, se abrirá un turno de preguntas y comentarios.

Se esperan aportaciones tanto de contenido teórico como las que provengan de resultados de estudios empíricos. Sin comportar carácter excluyente, desde la coordinación del panel se proponen tres grandes tipos de trabajos: En primer lugar, se hace necesario reflexionar sobre las nuevas problemáticas vinculadas a las transformaciones del mercado de trabajo, entendiéndolas como un reto para el replanteamiento de las políticas de inclusión. En segundo lugar, serán bienvenidas comunicaciones  sobre la capacidad de adaptación y respuesta de dichas políticas a las realidades de los working poor y a las personas que vivencian situaciones de intermitencia entre el desempleo y el empleo precario. En tercer lugar, se recogerán experiencias exitosas de inclusión orientadas a la integración en el ámbito social y laboral.

Selección de trabajos


1.3-mesa-para-web

Enviar abstract
Mesa 2.1

Estado de Bienestar, Políticas Sociales, Welfare-Mix, Gobernanza territorial

COORDINACIÓN

Descripción

El impacto de la crisis de la Eurozona en la gobernanza de los Estados de Bienestar tuvo efectos desiguales en las tendencias de (des)centralización y (des)mercantilización de las políticas sociales. Respecto a la dimensión del welfare-mix, que se refiere a la participación del tercer sector y del sector privado en la gestión de las políticas sociales, algunos autores afirman que la crisis aumentó la participación de los actores privados en la provisión de servicios públicos (Klenk y Pavolini, 2015; Maino y Ferrera, 2015). La privatización de las políticas sociales, que es un fenómeno previo a la crisis de la Eurozona el cual se inició en los años 80 (Seeleib-Kaiser, 2008; Verhoest y Mattei, 2010; Colino y Del Pino, 2015), se habría visto, por lo tanto, reforzado después de la Gran Recesión. Por el contrario, otros autores argumentan que en algunas regiones, como es el caso de la Comunidad Valenciana en España, se ha optado por la reversión de las colaboraciones público-privadas (Del Pino y Catalá-Pérez, 2016).

Además, la literatura ofrece también argumentos contradictorios en relación a la dimensión territorial. Antes de la crisis de la Eurozona en 2010, varios estudios argumentaron que desde finales de la década de 1970, y especialmente a partir de la década de 1990, la mayoría de los Estados de Bienestar europeos habían llevado a cabo reformas en su dimensión territorial, procediendo a la descentralización política, fiscal y administrativa de ciertas políticas sociales como la sanidad o las políticas activas del mercado de trabajo (Bonoli, 2010; Ferrera, 2005; McEwen y Moreno, 2005; Kazepov, 2010, 2017; López-Santana, 2015). Sin embargo, estudios más recientes demuestran que en el contexto de la Gran Recesión, marcado por las políticas de consolidación fiscal en la mayoría de los países europeos, especialmente del Sur, ha tenido lugar un proceso de re-centralización en el ámbito de las políticas sociales (Del Pino y Pavolini, 2015; Hernández-Moreno y Ramos, 2017). Todo ellos nos suscita la siguiente pregunta ¿Cuál es entonces el mapa actual de estas tendencias en los Estados de Bienestar europeos?

Esta mesa tiene como objetivo analizar los cambios en la gobernanza del Estado de Bienestar de los países europeos con una especial atención a los procesos de cambio y reforma llevados a cabo en el marco de la crisis de la Eurozona. Pretende así ofrecer una explicación sobre los factores y dinámicas políticas que han determinado las transformaciones de la gobernanza de las políticas sociales en las dos dimensiones anteriormente descritas: la territorial (vertical) y la relacionada con el welfare-mix (horizontal). En el contexto de crisis, estos procesos de cambio en la dos dimensiones identificadas son relevantes porque ha reavivado el debate en torno a qué tipo de gobernanza es, no solo más eficiente, sino también más redistributiva, al mismo tiempo que suscita dudas en torno a qué nivel de gobierno es más efectivo en el diseño, la financiación y la prestación de las políticas sociales.

Algunos autores, por ejemplo, cuestionan que la descentralización pueda garantizar un igual acceso de los ciudadanos a los servicios públicos (Banting, 2012).  De la misma manera, no existe un consenso sobre si el impacto de la participación privada en las políticas sociales es positivo o no en términos de redistribución y adecuación del gasto. Por estos motivos, esta mesa se propone explicar los factores que determinan el refuerzo de una tendencia u otra en cada caso, así como ofrecer un mapa actual de la gobernanza multinivel del Estado de Bienestar en Europa.

Esta mesa tiene como objetivo la organización de varias sesiones para estudiar los diferentes temas propuestos. Una primera sesión estaría enfocada al análisis del impacto de la crisis de la Eurozona en los Estados de Bienestar europeos. Dicho de otra manera, ¿hasta qué punto la crisis fue una coyuntura crítica? En esta sesión, se trataría de dilucidar si podemos considerar la crisis de la Eurozona como variable explicativa de los cambios en la gobernanza de políticas sociales. Asimismo, esta sesión estaría encaminada a analizar las transformaciones de la gobernanza económica europea y su impacto en la gobernanza de los Estados nacionales. En esta sesión, nos proponemos también evaluar la capacidad explicativa de la crisis en relación a los factores internos y/o nacionales. En este sentido, es importante resaltar que algunos estudios apuntan a tres factores que tradicionalmente determinan la gobernanza del Estado de Bienestar: la ideología y composición de los gobiernos (si hay coalición o no; y el número de partidos en el gobierno), el contexto institucional-territorial del Estado de Bienestar y la trayectoria de las políticas sociales que ya están en marcha.

Una segunda sesión tiene como objetivo analizar la dimensión territorial de la gobernanza. Esta sesión se propone examinar las tendencias de (des)centralización de las políticas públicas en los países europeos. Estamos interesados aquí en identificar de manera comparada por qué algunos países han decidido re-centralizar el componente político, administrativo o fiscal de las políticas sociales y otros no. En este sentido, variables como la ideología de los gobiernos debería predecir, más allá de la respuesta que éstos dan a la crisis en términos de expansión o reducción del gasto social y los derechos sociales (Starke et al. 2014; Armingeon 2012), las preferencias por la distribución de la autoridad política entre los diferentes niveles de gobierno en materia de políticas sociales. Sin embargo, en los Estados de Bienestar europeos, desde el comienzo de la crisis, el profundo deterioro de la situación financiera y económica a partir de 2010 y la presión cada vez mayor de las instituciones de la Unión Europea (UE) podrían reducir la relevancia del color del partido en el gobierno (preferencia ideológica) a la hora de explicar el proceso de cambio y el reajuste en la dimensión territorial en términos del reparto competencial entre los diferentes niveles de gobierno (Pavolini et al., 2014; Guillén y Pavolini, 2015; León, Pavolini y Guillén, 2015).

Por último, una tercera sesión tendría como objetivo analizar los cambios de la gobernanza en relación al welfare-mix. En esta sesión nos proponemos identificar los factores determinantes que llevan a las unidades subnacionales a optar por una gestión pública o por incluir la participación del tercer sector y el sector privado.

Esta mesa anima a participar a aquellos investigadores interesados en explicar los determinantes de los cambios en la gobernanza de los Estados de Bienestar de países europeos. Por una parte, esperamos trabajos que evalúen el impacto de la crisis de la Eurozona en la gobernanza multinivel de las políticas sociales. De esta manera, aceptamos artículos que analicen los cambios en la gobernanza económica europea y su impacto en los procesos de formulación de políticas públicas nacionales, así como su impacto en los actores involucrados en los procesos. Por otra parte, estamos interesados en artículos que analicen las dos dimensiones anteriormente descritas: territorial y welfare-mix. Animamos a los investigadores a presentar trabajos que expliquen los determinantes de las tendencias de (des)centralización y (des)mercantilización de las políticas sociales.

Esta mesa acepta tanto estudios de caso como estudios comparados. Respecto a los estudios de caso, en esta mesa estamos interesados en artículos sobre España como caso paradigmático para examinar estas cuestiones. La importancia de España radica en que tal y como algunos autores apuntan, podrían existir diferentes tipos de régimen de bienestar a nivel autonómico como consecuencia de los procesos de descentralización y del desarrollo del welfare-mix (Gallego y Subirats, 2012; Gallego, 2016). En este sentido sería interesante recibir propuestas que comparen las diferentes tendencias descritas anteriormente en las Comunidades Autónomas españolas. Aun así, esta mesa también acepta trabajos basados en estudios de caso de otros países europeos y anima a los investigadores a presentar trabajos basado en una perspectiva comparada, tanto en comparación de países como de regiones, como de sectores de política social.

Por último, esta mesa anima a los investigadores a presentar artículos tanto teóricos como empíricos. Estamos interesados en trabajos que propongan modelos teóricos y/o tipologías diferentes para explicar la gobernanza multinivel de las políticas sociales en sus dos dimensiones de estudio. Asimismo, animamos a presentar trabajos empíricos que aporten nueva evidencia sobre los mecanismos explicativos de las diferentes dinámicas y tendencias de cambio en los Estados de Bienestar.

Selección de trabajos


2.1-mesa-para-web

Enviar abstract
Mesa 2.2

Políticas de bienestar social en el ámbito local: sistemas, prácticas y actores

COORDINACIÓN

  • María Jesús Rodríguez García (Universidad Pablo de Olavide) mjrodgar@upo.es
  • Enrique Pastor Seller (Universidad de Murcia y Consejo General de
    Trabajo Social) epastor@um.es
Descripción

Es lugar común entre los estudios sobre los regímenes de bienestar señalar que su estudio nopuede limitarse solamente a los sistemas nacionales, señalando también la necesidad deestudiar y analizar la estructura, dinámica y tendencias de los sistemas y políticas de bienestar social que están siendo impulsadas desde el ámbito local. Es imprescindible disponer de espacios de encuentro e intercambio, como en el que se propone en este panel, que permitan la transferencia y análisis riguroso y comparado de políticas, prácticas e investigaciones en materia de bienestar social en el nivel local, tanto desde un punto de vista sustantivo (contenido de las políticas) como procedimental (mecanismos y procesos de implementación, actores e instituciones vinculadas, redes). Los sistemas de bienestar social en el ámbito municipal son dinámicos y se encuentran en íntima conexión con las estructuras y los cambios socioeconómicos, culturales, arquitectónicos, normativos, competenciales y en las propias dinámicas y relaciones entre actores. En la actualidad se constata que los municipios y las entidades locales se encuentran inmersas en profundos cambios, algunos de ellos endógenos pero otros exógenos que inciden en la vida cotidiana de instituciones y ciudadanía. A su vez, el diseño, implementación y evaluación de las políticas de bienestar social en el ámbito local son asuntos de interés preferente en la agenda de los gobiernos locales inmersos en procesos de calidad, gobernanza, transparencia, rendición de cuentas y participación ciudadana en clave de redes sociales y tecnológicas. La ciudadanía reclama nuevos derechos sociales que implican en todas las esferas del gobierno local (servicios sociales, dependencia, vivienda, salud, formación-empleo, educación, etc,.) y que requieren de respuestas eficaces en clave de sistemas y políticas de proximidad. La sostenibilidad de las políticas y los procesos de participación son elementos transversales de los sistemas y políticas de bienestar social en el ámbito municipal, lo que requiere la incorporación de valores sustantivos tales como el medioambiente, la deliberación ciudadana, el compromiso cívico, la ética institucional y profesional, la transparencia de decisiones y procesos, la calidad y la garantía de derechos.

¿Cómo está incidiendo el desarrollo normativo, las transferencias competenciales y las medidas de ámbito nacional y autonómico en las estructuras y dinámicas de los gobiernos locales?, ¿Cómo están incidiendo las nuevas leyes autonómicas de servicios sociales en las estructuras y dinámicas de organización de los servicios sociales en el ámbito local?, ¿Qué tipo de mecanismos y procesos de participación y transparencia de políticas públicas se están impulsando desde los gobiernos locales?

La mesa se organizara en torno a tres ejes centrales sobre los que se generará discusión entre ponentes y participantes con el fin de elaborar propuestas sistemáticas capaces de ser transferibles como “buenas prácticas” en el ámbito local.

  • Análisis comparado de políticas y programas de bienestar en el ámbito local.
  • Incidencia de los mecanismos y procesos participativos en el diseño, diagnóstico, implementación y/o evaluación de las políticas sociales en el ámbito local.
  • Impacto de prácticas de desarrollo sostenible en el ámbito con énfasis en los actores y personas usuarias.

Tipos de ponencias:

  • Estudios de análisis de la incidencia e impactos de las políticas y directrices-medidas nacionales y autonómicas de bienestar social en las estructuras y dinámicas de los gobiernos locales.
  • Mecanismos y procesos de transparencia pública y participación ciudadana en el ámbito local.
  • Análisis contrastado de sistemas, programas, redes y prácticas desarrolladas desde los gobiernos locales en los sistemas de bienestar social en la atención de necesidades y derechos.
  • Análisis comparado de políticas públicas en el ámbito local y potenciales transferencias a otros contextos: territoriales, sectoriales y/o competenciales.
  • Identificación de “parteners” y redes generadores de capital social para el desarrollo de comunidades social y medioambientalmente sostenibles.

Selección de trabajos


2.2-mesa-para-web

Enviar abstract
Mesa 3.2

Evaluación de programas sociales: el debate entre la rendición de cuentas y la mejora continua

COORDINACIÓN

Descripción

La creación en 2006 de la AEVAL (Agencia Española de Evaluación de las Políticas Públicas y la Calidad de los Servicios) supuso el comienzo de la difusión de un concepto amplio de evaluación no restringido a la simple rendición de cuentas. La evaluación de políticas públicas no se limita a la fiscalización de las mismas, bien  ante órgano supervisor o bien ante la ciudadanía. Diferentes definiciones de evaluación consideran la misma como un estudio sistemático, mediante técnicas de investigación acreditadas, sobre el desempeño de los programas.

Además de estudio sistemático no limitado a fiscalización, la evaluación obedece a una finalidad política (entendida como policy, es decir, en sentido amplio). No en vano Carol Weiss abogaba por la dimensión política que debe asumir la evaluación la cual, no sólo comporta un trabajo de investigación, sino que debe ayudar a efectuar un juicio y facilitar la toma de decisiones. La mera descripción de lo que produce el programa (outputs) o de los resultados obtenidos no es suficiente. Con respecto a esa dimensión política, la desafección ciudadana puede constituir un reto para intensificar la labor de fomento de la evaluación, puesto que la evaluación puede erigirse en un instrumento de la ciudadanía para participar y obtener información sobre el funcionamiento de los programas. Sin embargo el desarrollo de la evaluación es escaso y presenta contadas excepciones dignas de mención. El IVALUA (Cataluña), Modelo de Gestión Avanzada de Euskalit (País Vasco) o Círculos de Comparación (D.P. Barcelona), son iniciativas con interés dentro de la geografía española, aunque se deberían considerar como casos aislados. Quizá la tramitación de la ley andaluza de evaluación de políticas públicas muestre un camino para que el resto del Estado tenga en mayor consideración a la evaluación.

La supresión de la AEVAL, según BOE de 27 de julio de 2017, ha supuesto un cambio en la ubicación de la evaluación de políticas públicas dentro de estructura administrativa del Estado. Las funciones las pasaría a desempeñar un nuevo Instituto para la evaluación de políticas públicas dependiente de la Secretaría de Estado de la Función Pública. La corta vida de la AEVAL (10 años) y su reducción a la mínima expresión, situaron a la agencia en un papel cercano a la intrascendencia. Se criticó a la Agencia su falta de independencia además de constatar una creciente disminución en sus recursos. Ana Ruiz, la presidenta, de la agencia lamentaba la concurrencia del nacimiento de la agencia con la crisis y la disminución de sus recursos. Tras su supresión no se han tenido noticias de nuevas iniciativas evaluadoras estatales.

La mesa invita a que los participantes presenten trabajos empíricos sobre evaluación de políticas públicas sin olvidar que las posibilidades para evaluar no se reducen al ámbito estatal. También en el ámbito local y regional existen oportunidades evaluadoras dentro del ámbito competencial que le es propio. En algún caso se hablará de evaluaciones a pequeña escala y en otros de estudios de evaluabilidad (exploraciones que pueden erigirse en su desarrollo en evaluaciones sistemáticas) que, sin duda, pueden contribuir a futuros envites de mayores dimensiones. Conviene recordar que el reto de evaluar también afecta al mundo académico, siempre que se cuente con la debida financiación, puesto que la Universidad puede y debe ser útil a la sociedad orientando sus investigaciones a demandas informativas de los actores sociales. La Universidad cuenta con la oportunidad de convertirse en un actor que atesore mayor independencia que la ofertada por la propia administración ejecutante de los programas, que (sin menoscabo de su posible labor autoevaluadora) están en una posición de menor neutralidad.

¿Cómo sería la sesión de trabajo? Cinco minutos de presentación del panel a cargo de los coordinadores.

Desarrollo de la sesión: Se propone la realización de una mesa de intervenciones con seis ponencias de 15 minutos cada una y 20 minutos para el debate final entre todas. La duración de la sesión sería de 2 horas. Se pedirá a los ponentes el máximo de concreción y se pedirá que el turno de preguntas y respuestas también responda a esa lógica.

Cinco minutos para hacer un resumen de los puntos de acuerdo y desacuerdo de las presentaciones y debates realizados.

Se espera que las presentaciones sean presentadas en formato de Power Point pero no se descartan otros formatos.

¿Qué tipo de propuestas se desea? Se rechazarán propuestas que superen las 4000 palabras (sin tener en cuenta la bibliografía, resumen o palabras clave). Se rechazarán aquellas que no se ciñan al tema, aquéllas que no atesoren un mínimo de calidad según criterio de los coordinadoras  y aquellas que no tengan una estructura lógica que para el caso de las investigaciones será la de Introducción, Metodología, Resultados, Discusión. En caso de `presentar experiencias prácticas o trabajos teóricos se admitirán otras estructuras.

Se estudiarán propuestas del ámbito de la evaluación de programas que no se circunscriban a la Administración Pública, siempre que su contenido se ajuste al tema propuesto por la mesa. El tipo de textos que se espera recibir son: Informes evaluativos, Investigaciones con carácter evaluativo (trabajos en desarrollo o finalizados), experiencias prácticas y revisiones teóricas.

  • Número de ponencias: 6
  • Número de comunicaciones: 3
  • El resto de resúmenes que se envíen serán o rechazados o redirigidos a otro panel.

Selección de trabajos


3.2-mesa-para-web

Enviar abstract
Mesa 4.1

Estado de bienestar, opiniones, discursos y políticas públicas

COORDINACIÓN

Descripción

Esta mesa pretende dar cabida a todos aquellos trabajos que se interesan por la relación entre opinión pública y Estado de Bienestar. Específicamente, se aceptarán propuestas que analicen las actitudes de los ciudadanos hacia las políticas de bienestar o los discursos que se generan en torno a ellas y/o sus actores. Del mismo modo, se aceptarán estudios comparativos sobre el vínculo entre legitimidad y políticas de bienestar y la relación entre modelos de estados de bienestar y principios de solidaridad y justicia distributiva. Aunque específico en su temática, el panel es ecléctico tanto en lo metodológico como en las perspectivas teóricas. Acoge estudios realizados desde cualquier perspectiva: cuantitativa, cualitativa, etnográfica, etc. De la misma forma, se admiten propuestas inspiradas por diferentes enfoques teóricos que provengan de cualquier campo de las Ciencias Sociales. Como ejemplo de los papers que podrían encontrar su lugar en esta mesa podemos mencionar estudios cuantitativos sobre actitudes ciudadanas hacia el Estado del Bienestar (ya sea a nivel regional, nacional o internacional), estudios cualitativos que analicen los discursos sobre determinadas políticas sociales o aquellos que, desde el ámbito de la comunicación, analicen el discurso político o mediático sobre las políticas de bienestar.

Desde finales de los años 90 del siglo pasado la literatura sobre actitudes ciudadanas hacia el EB no ha dejado de crecer tanto Europa como en Estados Unidos, siendo hoy un área de estudio con entidad propia. A nivel teórico, se ha pasado de la tradicional dicotomía entre enfoques racionalistas e ideológicos, dando paso al desarrollo de nuevos enfoques que combinan diferentes factores explicativos. A nivel empírico, por otro lado, disponemos en la actualidad de un buen número de bases de datos internacionales que proporcionan información comparable sobre este tema (ISSP, ESS), así como de herramientas metodológicas relativamente recientes como el análisis multinivel, que hacen posible contrastación de nuevas hipótesis. Y no menos importante, la opinión pública se ha revelado como un actor esencial en los procesos de reforma de las políticas de bienestar en diferentes países. Todos estos factores ponen de manifiesto la necesidad de establecer foros de reflexión y debate académico sobre el nexo entre opinión pública y políticas sociales. Sin embargo, solo muy recientemente quienes trabajan en esta materia han encontrado en los Congresos de Sociología o Ciencia Política un lugar expresamente diseñado para presentar sus avances y recibir los comentarios de quienes se dedican a temas cercanos. Por un lado, el panel ofrecería un lugar de encuentro y discusión para quienes desde distintas metodologías abordan los aspectos subjetivos de las políticas sociales. Por otro lado, serviría para visibilizar y, en cierta manera, estructurar en nuestro país un área de estudio poco conocida pero en auge en la sociología europea e internacional.

La organización definitiva de la mesa dependerá de la naturaleza y orientaciones contribuciones recibidas. En todo caso, de forma tentativa (y si el número y calidad de las propuestas recibidas así lo permite), se pretende dedicar una sesión a enfoques comparativos con una orientación típicamente de tipo más cuantitativa y otra sesión a trabajos más específicos de estudios de caso en los que suelen predominar enfoques de carácter más cualitativo. Otra posibilidad de organización alternativa sería dedicar una sesión a cuestiones más generales de opinión pública sobre redistribución y estado de bienestar y otra más específica con estudios sobre actitudes y discursos acerca de políticas concretas del estado de bienestar.

Enviar abstract

Selección de trabajos


4.1-mesa-para-web

Mesa 4.2

Bienestar ocupacional y fiscal. ¿Hacia un nuevo mix de protección social?

COORDINACIÓN

Descripción

El sistema de bienestar de cualquier país constituye un concepto más amplio que el de Estado del bienestar, relacionándose éste último de forma habitual con la provisión pública de servicios y transferencias de protección social. Hace ya 60 años Titmuss (1958) argumentó que, junto al sistema tradicional de bienestar “social” (prestaciones y servicios sociales proporcionados por el Estado), también eran importantes el bienestar “fiscal” (incentivos fiscales a individuos y empresas para ayudar a mejorar su bienestar) y el bienestar “ocupacional” (prestaciones y servicios proporcionados por los empleadores). El papel de las empresas en la oferta de programas de protección social para sus empleados y los incentivos fiscales a programas privados de protección social (principalmente pensiones) no constituyen un fenómeno nuevo, tanto en España como en otros muchos países con economías avanzadas y Estados del bienestar maduros. Sin embargo, los estudios son aún muy escasos. Este hueco en la literatura sobre protección social está vinculado, al menos en parte, a los problemas existentes para conceptualizar, medir y tipificar este tipo de programas privados de protección social.

Tanto el bienestar ocupacional como el bienestar fiscal están destinados a tener un papel relevante en la transformación de los sistemas de protección social en el actual contexto de permanente austeridad y sus efectos pueden ser ambivalentes.  Su desarrollo podría ser complementario o sustitutivo de un sistema público de bienestar de corte universal. Aunque no habría que suponer esos efectos, sí sería conveniente probarlos empíricamente y, sobre todo, identificar los factores que pueden proporcionar desarrollos del bienestar ocupacional y/o fiscal más de tipo complementario al sistema público y con mayores efectos redistributivos. De forma contraria, puede ser que el desarrollo de un sistema de protección social ocupacional y/o fiscal haya abierto la brecha de protección entre la rama contributiva y asistencial y dentro de la propia rama contributiva.

Además, en el caso español existen motivos específicos para su análisis. En primer lugar, la evolución prevista de las pensiones públicas, con una segura caída de la tasa de reposición; también la reforma pendiente del sistema de pensiones, discutida en cuanto a su orientación pero de amplio consenso en cuanto a su urgencia, y en cuya orientación se activará el debate sobre un pilar privado. En segundo lugar, hay ámbitos de la protección social, en concreto la conciliación y el aprendizaje a lo largo de la vida/formación en el trabajo, en los que España presenta notables déficits comparados. En ambos, el mix público-privado, tanto en provisión como en financiación, es crucial para su desarrollo.

Esta mesa se propone analizar el bienestar ocupacional y fiscal en España para obtener una imagen de conjunto del sistema de bienestar español.  Estaría abierta a trabajos que, entre otros aspectos, traten de delimitar conceptualmente estos ámbitos de la protección social distintos a la provisión pública; analicen los niveles y los patrones de desarrollo del bienestar ocupacional y/o fiscal en España, ya sea en su conjunto o en ámbitos específicos (pensiones, salud, conciliación, formación, etc.). En el caso particular del bienestar ocupacional, se esperan trabajos que analicen su grado de desarrollo en los distintos sectores de actividad y en distintos ámbitos de protección. En el caso específico del bienestar fiscal, trabajos que cuantifiquen su dimensión y los efectos distributivos de este tipo de Estado de bienestar que permanece “oculto” a la mayoría de miradas. Serán bienvenidos trabajos con una perspectiva de análisis comparado.

La mesa se puede organizar de forma flexible en función del número y temática específica de las propuestas recibidas. Una primera opción sería organizar, al menos, una sesión dedicada al Bienestar ocupacional y, al menos, otra sesión dedicada al Bienestar fiscal. Otra posible configuración del panel sería por ámbitos funcionales, agrupando, por un lado, las contribuciones que abarquen Nuevos Riesgos Sociales y, por otro lado, aquellas que se centren en Viejos Riesgos Sociales y una tercera sesión con los trabajos más conceptuales.

Se esperan ponencias sobre el bienestar ocupacional en España: análisis conceptualización, estudios centrados en los viejos y nuevos riesgos sociales. Respecto al bienestar fiscal, se esperan contribuciones centradas predominantemente en el desarrollo e implantación de los planes de pensiones privados, en la cuantificación e impacto distributivo de este tipo de medidas y la posible competencia fiscal entre regiones.

Selección de trabajos


4.2-mesa-para-web

Enviar abstract
Mesa 5.1

Inmigración y Estado de bienestar en la salida de la crisis

COORDINACIÓN

Descripción

La crisis económica ha deteriorado gravemente la situación socioeconómica de los inmigrantes en las sociedades receptoras. La mayor vulnerabilidad de este colectivo se debe en gran medida al fuerte incremento del desempleo ya que este colectivo depende esencialmente de rentas salariales para su subsistencia y cuenta con redes sociales de apoyo relativamente débiles en la sociedad de acogida.

En este contexto, la actuación de los sistemas de protección social se convierte en crucial, y los fallos y debilidades en dicha intervención tienen un impacto particularmente acusado sobre las poblaciones de origen inmigrante. En el caso español, la lógica fuertemente contributiva del sistema de protección social se traduce en un grado particularmente elevado de vulnerabilidad para la población inmigrante, ya que estos grupos poseen trayectorias laborales más cortas que las de los autóctonos, ocupan con frecuencia empleos temporales y sufren elevadas tasas de informalidad.

Esta mesa pretende dar cabida a ponencias que analicen el modo en que la crisis económica ha afectado a los derechos sociales de la población inmigrante prestando atención a cualquiera de las áreas de políticas sociales. Se incluirán también trabajos que estudien los efectos de dichos programas de protección social en las condiciones de vida de las poblaciones de origen inmigrante, así como estudios enfocados en el impacto de la población inmigrante en los sistemas de protección social de la sociedad receptora.

Selección de trabajos


5.1-mesa-para-web

Enviar abstract
Mesa 6.1

Desigualdades, derechos sociales y tendencias de las políticas sociales en el Sur Global en el siglo XXI

COORDINACIÓN

Descripción

Las políticas de austeridad y las contrarreformas neoliberales que se imponen a los países centrales y periféricos en las últimas décadas han producido nuevas configuraciones y respuestas del Estado para enfrentar las desigualdades y la pobreza. Las tendencias de regresión y mercantilización de las políticas sociales en el Sur Global, especialmente ante el agotamiento de las experiencias neo-desarrollistas aplicadas en América Latina, ponen en el centro del debate el papel de los sistemas de protección social que correspondan a las estrategias de restauración capitalista. Con la profundización de la crisis y el avance del conservadurismo en las sociedades globales, emergen y se profundizan las tensiones sociales y el conflicto. En este contexto, se acentúan también las desigualdades sociales y los conflictos de clase se articulan junto a las dimensiones de género, raza/etnia, produciendo la organización de las luchas y movimientos sociales que impugnan las medidas de supresión de derechos o su mercantilización.

En América Latina y en el Sur de Europa, y salvadas sus particularidades económicas, políticas, sociales y culturales, la imposición de políticas de austeridad por parte de los organismos multilaterales, enlazada con las políticas de recortes de derechos sociales promovidas por los gobiernos nacionales, evidencian similitudes de experiencias en el diseño de las políticas sociales públicas en términos de los modelos y sus características. En este contexto, es posible identificar manifestaciones de la cuestión social que ponen de relieve las contradicciones capitalistas y, con ellas, el retroceso de la dimensión civilizatoria de la humanidad y de las pautas y banderas históricas de las clases trabajadoras organizadas. La destrucción de los recursos naturales, del medio ambiente; el aumento del desempleo, las formas precarias de trabajo e inserción laboral; las expresiones violentas de la xenofobia, el racismo y la misoginia; el ascenso de movimientos conservadores y reaccionarios que impiden la libertad de expresión y circulación, y la ausencia y/o fragilidad de políticas sociales públicas de apoyo a los migrantes, refugiados; la expulsión de indígenas, negros, comunidades nativas y pueblos originarios; la cuestión de las mujeres y la violación de sus derechos, constituyen problemáticas comunes enfrentadas en la actualidad tanto por los países centrales, como por los periféricos. El escenario de financiarización de las economías capitalistas permite que el mercado avance en la disputa con la actuación pública, e influencie de manera decisiva en los modos de reproducción social y de regulación de las políticas sociales.

Nuestra mesa busca reflexionar críticamente sobre las tendencias de las políticas sociales en el siglo XXI frente a las transformaciones societarias, analizando realidades y experiencias del sur global -similitudes, diferencias y particularidades- y la configuración que ellas asumen en la dinámica capitalista contemporánea, ya sea en las economías centrales, o en los países de capitalismo dependiente periférico. Se pretende discutir, desde un punto de vista histórico y teórico, las nuevas racionalidades, conceptos y nociones movilizadas en la organización de las políticas sociales, así como analizar la acción de los sujetos sociales en la defensa de sus derechos.

Se aceptarán trabajos que expresen la relación entre desigualdades, derechos y tendencias de las políticas sociales contemporáneas, en sus diferentes dimensiones y expresiones. Los textos pueden contemplar estudios comparativos o estudios de caso, con enfoques cuantitativos y/o cualitativos, que busquen comprender las determinaciones, interpretaciones e impactos que la reconfiguración de las políticas públicas del ámbito de la protección social han tenido en el sur global, así como sus efectos sobre las condiciones de vida de las poblaciones de estas sociedades, especialmente las de los segmentos más precarizados y vulnerables de esas poblaciones.

Selección de trabajos


6.1-mesa-para-web

Enviar abstract
Mesa 6.2

Estados de bienestar emergentes en el siglo XXI

COORDINACIÓN

Descripción

Uno de los temas más relevantes del siglo XXI es la transformación y modernización política de los países no occidentales. En ello juega un papel transcendente el desarrollo de Estados de bienestar de base institucional y redistributiva. Muchos países de América Latina, Asia, África y el Este de Europa han construido ya estructuras muy potentes de bienestar, son lo que llamamos Estados de bienestar emergentes, ligadas a los procesos de desarrollo económico y al impulso de políticas redistributivas. Otros están iniciando políticas de bienestar mediante mecanismos de transferencias condicionadas de rentas que sobretodo se orientan a combatir la pobreza aunque también se vinculan con reformas sociales, económicas e incluso políticas. El gran reto en todos los casos es el universalismo del bienestar.

En la presente mesa de trabajo queremos contar con textos que busquen comprender las transformaciones estatales y de política pública citadas. Esto es, abrir un debate alrededor de los ideales de cohesión social, las tipologías de política sociales, las economías del cuidado y los regímenes de bienestar. Es por eso que resulta fundamental asumir una mirada compleja y multidimensional en relación con la provisión de bienestar y cuidado de las poblaciones. Así pues, tienen cabida en esta mesa trabajos realizados a partir de aproximaciones normativas, descriptivas e interpretativas; así como también aportaciones realizadas a partir del debate teórico o el trabajo de campo con fuentes cuantitativas o cualitativas.

Cada ponencia será discutida por una persona que anteriormente habrá leído y trabajado el texto. A partir de aquí se abrirá un debate al conjunto de las personas que conformen la mesa de trabajo.

Los objetivos que se persiguen en este grupo de trabajo están en relación con los Estados de bienestar emergentes en África, Asia, América Latina y Este de Europa. Las ponencias que se solicitan para este panel tendrán como objetivo.

- Presentación de criterios metodológicos para el estudio de la política social en los países con Estados de bienestar emergentes

- Identificación de bases de datos para recabar información

- Recopilación de biografía y documentación

- Presentación de estudios comparados generales sobre los programas de bienestar sean universalistas o de tipo focalizado

- Estudios regionales o de caso

- Estudios sobre transformaciones estatales que tengan en cuenta los modelos de bienestar

Selección de trabajos


6.2-mesa-para-web

Enviar abstract
Mesa 7.1

Presente y futuro de las políticas sociales sobre discapacidad

COORDINACIÓN

  • Eduardo Díaz Velázquez (SIIS Centro de Documentación y Estudios) ediaz@siis.net
Descripción

La discapacidad es objeto de atención específica y preferente por parte de las políticas sociales. Por un lado, porque suele implicar unas necesidades de apoyo (personal o técnico) para la realización de las actividades (básicas, instrumentales o avanzadas) de la vida diaria. Por otro lado, porque la discapacidad es un factor de desigualdad y mayor vulnerabilidad a la exclusión. Además, la discapacidad es una contingencia que, en mayor o menor medida, y en ocasiones acompañada de dependencia funcional, va a estar presente en buena parte de la población durante su proceso de envejecimiento.

Las políticas de discapacidad, por su carácter transversal, estarían presentes en todas las políticas sociales sectoriales: sanitaria, educativa, de servicios sociales, laboral, de vivienda y de garantía de ingresos. Conformarían así un conjunto más o menos complejo de políticas y acciones que en los diferentes sectores mencionados tratan de facilitar la inclusión social del colectivo (mediante políticas de no discriminación, medidas de acción positiva, políticas de accesibilidad, prestaciones económicas, provisión de ayudas personales o técnicas para la autonomía personal o ante las situaciones de dependencia funcional…), requiriendo para tal fin una adecuada coordinación intersectorial entre las mismas.

Sin embargo, aun habiendo pasado los peores momentos de crisis económica, persisten importantes barreras a la inclusión social de este colectivo que se traducen en una posición desigual de las personas con discapacidad en la estructura social: falta de inclusión educativa y de apoyos al aprendizaje, que tienen como resultado niveles de estudios más bajos (aún teniendo en cuenta exclusivamente al alumnado con discapacidad sin dificultades en el aprendizaje); baja actividad e inserción laboral segmentada y en condiciones de mayor precariedad; mayor riesgo de exclusión social, en particular entre las personas con discapacidad en edad activa; insuficiente cobertura de las prestaciones económicas por incapacidad, sobre todo de aquellas no contributivas; falta de accesibilidad (física, de la comunicación, cognitiva) a los espacios y a los entornos, incluyendo tanto la vivienda propia como algunos servicios esenciales; falta de cobertura de las ayudas personales y técnicas para la realización de las actividades de la vida diaria, en particular de las prestaciones y servicios del Sistema para la Autonomía y Atención a la Dependencia (SAAD), etc.

Esta mesa pretende analizar tanto el impacto de las políticas sociales sobre discapacidad (estatales y autonómicas) en la inclusión del colectivo, especialmente en los ámbitos de la educación, el empleo, los servicios sociales y sanitarios y las políticas de accesibilidad, así como presentar buenas prácticas y políticas innovadoras dirigidas al mismo, cuyos resultados hayan sido empíricamente demostrados, y que pudieran trazar los posibles caminos sobre los que deberían transitar las políticas de discapacidad en el futuro.

Aunque esta propuesta de organización de mesa sería flexible, pues su estructuración estaría condicionada por las ponencias y comunicaciones que en última instancia se recibieran, en principio la mesa se compondría de tres sesiones temáticas que girarían en torno a los siguientes ejes:

- Análisis de la normativa sobre discapacidad, ya sea a nivel estatal o autonómico, e impacto de la misma tanto en la materialización de las políticas sociales concretas sobre discapacidad como, en última instancia, en la inclusión social de las personas con discapacidad.

- Análisis de la situación de las personas con discapacidad en diferentes ámbitos de las políticas sociales como el empleo, la educación, la salud, la vivienda, la garantía de ingresos o los servicios sociales (asistencia personal, provisión de apoyos y ayudas técnicas, etc.), así como de forma particular las condiciones de accesibilidad a los entornos, los bienes y los servicios.

- Presentación de buenas prácticas y políticas innovadoras en materia de discapacidad y/o accesibilidad, cuyos resultados positivos hayan sido empíricamente demostrados, valorándose especialmente aquellas propuestas que aborden actuaciones en las que se contemple la coordinación intersectorial (sociosanitaria, socioeducativa, etc.).

En consonancia con la justificación de la mesa presentada más arriba y la estructura de sesiones provisional que se plantea se espera que las ponencias presentadas se ajusten a algunas de las siguientes características:

  • Investigaciones empíricas que analicen la desigualdad por razón de discapacidad en dimensiones como la educación, el empleo, la condición socioeconómica, el acceso a la vivienda, la salud u otros, comparando la situación de este colectivo con la de las personas sin discapacidad y teniendo en cuenta, además, la perspectiva de género.
  • Estudios que analicen de manera específica las situaciones de multi-exclusión o de discriminación múltiple, en particular la de las mujeres con discapacidad, la infancia con discapacidad y el impacto de ésta en las familias, discapacidad y privación material severa, situaciones de pluridiscapacidad, inmigración y minorías étnicas, discapacidades emergentes, medio penitenciario, etc.
  • Estudios comparativos a nivel internacional, que comparen la situación de las personas con discapacidad en España con respecto a otros países de la Unión Europea o la OCDE; o a nivel autonómico, que comparen el fenómeno entre las diferentes CCAA.
  • Análisis de la legislación y de las políticas públicas sobre discapacidad así como evaluaciones de cobertura e impacto de políticas, prestaciones, servicios o actuaciones en dicha materia, que examinen los efectos concretos (tanto resultados como externalidades) de las mismas.
  • Estudios longitudinales, que identifiquen tendencias relevantes en la situación de las personas con discapacidad a lo largo del tiempo, desagregando datos por tipos de discapacidad, género, etc.
  • Análisis sobre las condiciones de accesibilidad a entornos, bienes y servicios y el impacto de las políticas existentes en las mismas.
  • Trabajos que analicen la movilidad social de las personas con discapacidad, con especial énfasis en la educación, el trabajo o la condición socioeconómica.

Buenas prácticas en materia de discapacidad y/o accesibilidad, cuyos resultados hayan sido empíricamente demostrados y que, a ser posible, contemplen en particular la coordinación intersectorial (sociosanitaria, socioeducativa, etc.).

Selección de trabajos


7.1-mesa-para-web

Enviar abstract
Mesa 7.2

Retos del empleo de las personas con discapacidad

COORDINACIÓN

Descripción

Según los datos que se publican cada año por ODISMET, la integración de las personas con discapacidad en el mercado laboral está lejos de ser una realidad. Aunque la Convención de los derechos de las personas con discapacidad apuesta por el mercado laboral ordinario, lo cierto es que la mayor parte de las personas con discapacidad encuentran empleo en Centros Especiales de Empleo y en Enclaves Laborales. Así, a los problemas estructurales que tiene nuestro mercado de trabajo (desempleo de personas mayores de 45 años, alto desempleo juvenil, altas tasas de temporalidad, precariedad, desigual salario entre hombres y mujeres) se suma el de la integración de las personas con discapacidad que sufren estos obstáculos en mucha mayor medida. Hasta el momento, en España no se han logrado eliminar las barreras de acceso al mercado laboral lo que genera una mayor pobreza en este colectivo, así como la privación de poder alcanzar un mínimo nivel de bienestar. Se hace necesario reflexionar sobre esta realidad tratando de analizar cuáles son las causas de esta situación y tratando de ofrecer propuestas de solución novedosas que superen las tradicionales políticas asistenciales, que redunde en una mejor calidad de vida para este colectivo.

La mesa, en función de las propuestas recibidas, intentará desarrollarse en torno a problemas o colectivos concretos, por ejemplo, enfermedad mental, enfermedades raras, nuevas tecnologías, etc., de forma que haya una unidad temática que permita la discusión y el debate y la búsqueda de soluciones. Se pretende, además, como fruto de las distintas aportaciones elaborar un documento final donde se recojan las propuestas que los ponentes hayan realizado a lo largo de las sesiones de la mesa, lo que permita hacer un mapa de acción de cómo deberían diseñarse e implementarse las futuras políticas, estrategias e iniciativas para el empleo de las personas con discapacidad.

La mesa está abierta a todos aquellos trabajos que aborden la presencia de personas con discapacidad en el mercado de trabajo, tanto ordinario como protegido. Dado que el empleo debe abordarse desde una perspectiva multidisciplinar se valorará la pluralidad de enfoques desde la Sociología, el Trabajo Social, el Derecho, la Economía y los Recursos Humanos. Asimismo, se espera que las ponencias presentadas no solo aborden la cuestión desde un punto de vista general sino que se puedan centrar en colectivos de personas con discapacidad determinados ya que en la barrera de acceso al empleo se perciben discriminaciones inter-seccionales (mujeres, personas con discapacidad intelectual, mayores de 45 años…). Entre otras cuestiones, se pueden abordar los siguientes temas y realidades: discapacidad visual y empleo, discapacidad auditiva y empleo, el empleo de las personas con síndrome de Down, enfermedad mental y empleo, discapacidad, mujer y empleo, VIH y empleo, ámbito rural y empleo de las personas con discapacidad, adaptabilidad del puesto de trabajo, nuevas tecnologías aplicadas al empleo de las personas con discapacidad, políticas de prevención de riesgos laborales, subvenciones. Se valorarán aquellas ponencias que no se limiten a describir la situación, sino que realicen propuestas para mejorar la empleabilidad de los diversos colectivos de personas con discapacidad.

Selección de trabajos


7.2-mesa-para-web

Enviar abstract
Mesa 8.1

Políticas de salud y políticas sanitarias: (R)evoluciones y desafíos pendientes

COORDINACIÓN

Descripción

Una sanidad pública universal y que responda con garantías a la creciente complejidad y desigualdad social puede llegar a ser el sueño de nuestros abuelos. El presente Panel se propone como espacio de discusión y presentación de trabajos de investigación en los ámbitos de la salud y sanidad que de una manera u otra aborden los desafíos que afrontan las políticas de salud en nuestro país y en Europa.

Algunos de los retos más importantes por su presencia en las temáticas de investigación y en las revistas especializadas son: La progresiva privatización de servicios, su gestión y su rendición de cuentas; la profusa tecnificación de todos los ámbitos de atención; el creciente envejecimiento y dependencia; la persistencia de desigualdades injustas y evitables; las transformaciones de las profesiones sanitarias; la profesionalización (o no) del cuidado informal; la aparición de nuevos riesgos y sus efectos acumulativos en la salud y el bienestar; la creciente medicalización de la vida cotidiana; la medicina (ultra)personalizada y la genetización; la salud como estilo de vida; el papel de los medios de comunicación, la escuela y el lugar de trabajo en la percepción social de riesgos; del paternalismo a la negociación en la relaciones médico-paciente; o las consecuencias sanitarias y sociales de la austeridad, entre otros.

Esta mesa hace un llamamiento a investigadores sociales para que compartan sus trabajos en un entorno multidisciplinar, tanto en sus presupuestos teóricos como analíticos: análisis de necesidades, análisis de desigualdades y riesgos, análisis comparativo de políticas y estrategias, evaluación de programas y políticas específicas, análisis de agendas, discursos y actores, análisis de redes…

Se animará a investigadores afines a la REPS y a otras redes y asociaciones a presentar propuesta de ponencias en el Panel. De especial relevancia resultará contactar con la Federación Española de Sociología, la Sociedad Española de Salud Pública y Asistencia Sanitaria, la Asociación de Economistas de la Salud, la Red Española de Evaluación de Tecnologías Sanitarias, la Sociedad Española de Epidemiologia,  la AECPA-Asociación Española de Ciencia Política, y otros organismos públicos y centros de investigación que cuentan entre sus temáticas la salud y la sanidad y con los que hemos colaborado en el pasado (CSIC-IBP, Agencia de Salud Pública de Barcelona, Escuela Andaluza de Salud Pública, Escuela Nacional de Sanidad, Instituto Aragonés de Ciencias de la Salud….).

Selección de trabajos


8.1-mesa-para-web

Enviar abstract
Mesa 9.1

La construcción de una paternidad implicada: agencia, condiciones estructurales y políticas públicas

COORDINACIÓN

Descripción

En los últimos años los discursos públicos respecto a la paternidad se han centrado en la responsabilidad e implicación sobre el cuidado que asumen los padres y los cambios que la paternidad ha experimentado. A pesar de que las actitudes tradicionales no han desaparecido por completo, han surgido nuevos modelos de “padre”, nuevos referentes alternativos al modelo tradicional de “malebreadwinner”, cuya responsabilidad fundamental se centraba en el trabajo y se relacionaba con los hijos desde la autoridad, encontrándonos en la actualidad en un momento de transición en el que si bien se han producido avances significativos en la implicación paterna, los rasgos tradicionales de la paternidad siguen estando presentes.

Este momento de transición familiar tiene su correlato científico en la existencia de dos posiciones que analizan de forma distinta la paternidad. Aquellas que cuestionan la existencia de esta “nueva paternidad”, argumentando que se trata de una creación conceptual que no está en absoluto generalizada, y aquellas que ponen el foco en los avances que se han producido en este sentido. Debido a la coexistencia de esta visión dual son necesarias nuevas reflexiones y evidencias empíricas que permitan avanzar en el conocimiento de esta cuestión, la denominada “paternidad implicada”, que tiene implicaciones en distintos ámbitos, tanto en el plano individual, privado y familiar, como en la dimensión pública y social.

Esta mesa pretende difundir los trabajos de investigación que se están llevando a cabo en torno a la implicación paternal desde diferentes perspectivas. El primero de ellos se referiría a una dimensión macroestructural donde se propone analizar el diseño de políticas familiares en distintos contextos nacionales con el objetivo de evaluar hasta qué punto aspectos como el mercado laboral o las políticas familiares funcionan como catalizadores o frenos a la implicación paternal. El segundo bloque se centraría en trabajos que desde el estudio de usos del tiempo presenten nuevas evidencias empíricas respecto al tipo de implicación paternal y el tipo de tareas asumidas – y también las no asumidas – por estos nuevos padres, así como la relación entre las tareas de cuidados directos y el trabajo doméstico en generalEl último bloque se centraría en las relaciones que se generan con los menores, es decir, el tipo de lazos que se construyen entre los padres y sus hijos. Serán tenidos en consideración aquellos trabajos que indaguen en el impacto que producen las relaciones familiares en la implicación paternal y los avances que se están produciendo en desarrollar relaciones más igualitarias. Se valorarán especialmente los trabajos que aborden el estudio de la paternidad implicada mediante aportaciones metodológicas novedosas.

Selección de trabajos


9.1-mesa-para-web

Enviar abstract
Mesa 9.2

Reflexiones y debates sobre los cuidados en el ámbito comunitario. Interrogando lo público, lo privado y lo familiar en relación a lo común

COORDINACIÓN

Descripción

La organización social de los cuidados, es decir, el modo en que éstos se distribuyen entre las diferentes esferas en la sociedad (a saber, el Estado, el mercado, la familia y la comunidad) ha ocupado relevantes volúmenes y números especiales de revistas en los últimos años y se ha configurado como una prolífica línea de trabajo en las ciencias sociales. Sin embargo, y a pesar de que se ha prestado atención a las interrelaciones entre el estado, el mercado y la familia en la provisión de bienestar, todavía son escasos los foros de debate que centren su reflexión en analizar prácticas de cuidados que, o bien se gestionan desde la comunidad, o bien son provistos por ésta. Aunque este terreno de investigación aún no se ha desarrollado con plenitud en España, la fuerza de la coyuntura económica en los países de Europa del Sur visualizan la necesidad de avanzar en este terreno y en los últimos años están apareciendo ya algunas aportaciones al respecto (Vega y Martínez, 2017; Moreno, 2018).

Este panel supone una apertura del debate sobre cómo se están activando lo común y lo comunitario en relación a los cuidados. Para ello se hace un llamamiento a contribuciones que analicen prácticas de cuidados comunitarios que, por una parte, revisen las formas en las que las sociedades configuran los criterios políticos que organizan la vida social y que, por otra, muestren cómo la relación entre cuidado y comunidad, si bien pueden aliarse con lógicas instituciones, mercantiles y del tercer sector, discurren más allá de sus fronteras generando nuevas dinámicas en el desarrollo de la vida social. En concreto, se buscan documentos que exploren fórmulas de organización de los cuidados que beben de la cooperación social y se incrusten en las comunidades entendidas de una manera amplia.

Examinar las dinámicas que configuran la constitución de este ámbito de provisión de cuidados en relación al Estado, al mercado y a la familia permite entablar un diálogo creativo entre diversas disciplinas para responder a los siguientes interrogantes: ¿qué significa social y políticamente construir cuidados que sean asumidos de manera colectiva y comunitaria? ¿cuál es la utilidad de la comunidad para la aplicación de iniciativas públicas en el ámbito de los cuidados?, ¿qué modelos de cuidados se pueden articular superando las contraposiciones privado/público, familiar/mercantil/estatal, rural/urbano?, ¿qué líneas de debate se pueden abordar y abrir para alcanzar una “socialización del cuidado” que no implique una desresponsabilización estatal o masculina en las familias?

Se esperan contribuciones en torno a dos áreas temáticas que serían las que estructurarían la mesa de trabajo: Por una parte, aportaciones que se interroguen sobre lo público común en los cuidados. Es decir, comunicaciones cuyo objetivo central sean prácticas de cuidados comunitarias que surgen gestionadas desde la administración pública o desde entidades públicas no estatales (tales como organizaciones del Tercer Sector). Por otra parte, contribuciones que hagan referencia a la potencia y a los límites de la acción cooperativa en el cuidado. En este caso se trata de contribuciones que analizan iniciativas de cuidados auto-gestionadas por colectivos que no dependen de ninguna organización pública y que están basadas en experiencias de cooperación social y de ayuda mutua.

Esta mesa espera un tipo de ponencia de estilo académico, tanto teórico como empírico que recoja experiencias de cuidados comunitarios. Sobre todo, que analice casos reales de experiencias en este terreno. También pueden incorporarse ponencias que se construyen desde el terreno de la práctica, es decir, de grupos sociales que participan de iniciativas de cuidado en la comunidad.

Selección de trabajos


9.2-mesa-para-web

Enviar abstract
Mesa 9.3

Nuevas experiencias en las políticas y servicios de atención a las personas mayores en su domicilio

COORDINACIÓN

Descripción

Uno de los fenómenos sociodemográficos más importantes de la última centuria en los países desarrollados es el envejecimiento de la población. El envejecimiento de nuestra sociedad ha hecho visible lo que algún autor ha denominado “la revolución silenciosa de la longevidad”. Una revolución que tiene consecuencias políticas, económicas, sociales y culturales diversas y complejas. Venimos de una sociedad en la que había muchos niños y pocos mayores; nos enfrentamos ahora a la realidad inversa en un contexto de políticas migratorias restrictivas. Así, cada vez hay menos nacimientos y se incrementa la esperanza de vida, aumentando, consiguientemente, el número de personas mayores y creciendo, por ello, su protagonismo y relevancia.

Esta nueva coyuntura demográfica coincide con cambios de gran calado en las estructuras y en las relaciones familiares, en las formas de concebir y prestar el cuidado, en los valores comunitarios, en la tecnología, etc. que ponen en cuestión los modelos tradicionales de atención a las personas mayores. A la luz de estos cambios, la atención residencial y los servicios de día, por poner un ejemplo, resultan poco efectivos, no responden a las nuevas demandas de las personas mayores e implica para éstas continuos desplazamientos y altas exigencias de adaptación que se sitúan lejos de parámetros de calidad aseguradores de su bienestar.

Todo ello es objeto de preocupación para las propias personas mayores, sus familias, las instituciones sociales y la sociedad en general. Esa preocupación exige pensar y construir nuevas políticas e iniciativas orientadas a potenciar su calidad de vida y explica que desde distintos ámbitos se pongan en marcha iniciativas, proyectos y servicios dirigidos a garantizar su integración y bienestar social, a promover su autonomía y un envejecimiento activo. Respuestas propositivas apoyadas en el marco de una sociedad en la que se dispone de medios y de recursos tecnológicos, económicos y sociales posibilitadores de un envejecimiento activo y de calidad.

Estos proyectos son sin duda muy diversos  y ofrecen múltiples matices; responden a un sector de población que, aun teniendo en común determinadas variables, es muy heterogéneo. Difieren sus condiciones físicas, sus trayectorias personales y características particulares, sus recursos e intereses, sus actitudes y disposiciones.

La presente mesa pretende fijarse en este colectivo, trata de abordar algunas de las cuestiones que hoy preocupan y se plantean en las nuevas políticas sociales dirigidas a las personas mayores: ¿cuáles son las demandas y preocupaciones más relevantes de las personas mayores? ¿Cómo se afrontan y responde hoy a esas demandas? ¿Qué cambios se están produciendo en los servicios de atención y apoyo a estos colectivos? ¿Cómo se afrontan estos cambios? ¿Qué alcance y efectos tiene los nuevos servicios de atención y apoyo a las personas mayores en su domicilio/hogar? ¿Qué sistemas o procedimientos de evaluación y seguimiento se están empleando para conocer los resultados de esas nuevas experiencias?

Estos interrogantes sitúan y definen los objetivos que se persiguen en esta mesa de trabajo:

  1. Conocer y contrastar las políticas sociales y los nuevos servicios centrados en la promoción de la calidad de vida de las personas mayores en su hogar.
  2. Compartir aprendizajes en torno a experiencias, proyectos piloto e iniciativas innovadoras relacionadas con el cuidado y la atención de las personas mayores en su domicilio.
  3. Presentar y analizar modelos e instrumentos de seguimiento y evaluación de las nuevas experiencias de apoyo al bienestar, a la integración y participación social de las personas mayores en el ámbito comunitario.

La mesa se organizará de acuerdo a los objetivos establecidos en el apartado anterior y a las temáticas abordadas en las diferentes comunicaciones. El número de comunicaciones aceptadas y el contenido de las mismas darán la pauta para el desarrollo del panel; en su caso, se agruparán de acuerdo a los temas, con tiempo para la exposición de cada comunicación y el coloquio-debate posterior.

Tipo de ponencias esperadas:

  • Nuevas tendencias para la atención a personas mayores en su domicilio: innovación, coordinación sociosanitaria, articulación formal/informal, colaboración público-privada, especificidad del medio rural, incorporación TIC, planificación centrada en la persona, refuerzo de los apoyos comunitarios, etc.
  • Presentación de experiencias prácticas innovadoras y transferencia de conocimientos desde iniciativas de atención a personas mayores en su hogar, tanto a nivel estratégico como operativo.

Selección de trabajos


9.3-mesa-para-web_def

Enviar abstract
Mesa 10.1

Retos de las políticas sociales en el contexto de un crecimiento no inclusivo

COORDINACIÓN

Descripción

Los datos de la última Encuesta de Condiciones de Vida (ECV) del INE correspondientes a 2016 informan de que un 27,9% de la población residente en España, esto es, cerca de 13 millones de personas, se encuentran en situación oriesgo de pobreza o exclusión social. Las cifras, que ciertamente mejoran las correspondientes al año anterior (en que la tasa AROPE fue del 28,6%), se muestran aún muy por encima de los niveles medios europeos (con una tasa del 23,4%). La escasa mejora de los indicadores de pobreza en un contexto de recuperación de la situación económica general (España presenta valores del PIB próximos a los previos a la crisis y las tasas de crecimiento económico están siendo de las más elevadas de Europa)pone ciertamente en duda la consecución de los objetivos fijados por la Unión Europea para el año 2020. Por colectivos, los adultos jóvenes, las familias monomarentales y los extranjeros extracomunitarios son algunos de los grupos más vulnerables.

Los datos anteriores ponen de manifiesto que el crecimiento no reduce automáticamente la desigualdad; revelan que los más pobres, especialmente afectados por la crisis, están siendo los menos beneficiados por la recuperación económica. Asimismo preocupa y es especialmente significativo el hecho de que una de cada tres personas en situación o riesgo de pobreza tiene un empleo, lo que corrobora que en la situación actual disponer de un puesto de trabajo ha dejado de ser garantía de seguridad y estabilidad económica. La creciente individualización de las relaciones laborales, la precarización del empleo y las nuevas tendencias en materia de desregulación y flexibilización laboral invitan por tanto a cuestionar la centralidad del empleo como eje principal en las estrategias de inclusión social. Al mismo tiempo, las políticas sociales se han revelado insuficientes e ineficaces a la hora de plantear nuevas formas de inclusión más allá del paradigma de la activación.

La mesa que se propone pretende los siguientes objetivos:

  • Evaluar los avances en materia de pobreza y exclusión social en España dentro de un contexto de recuperación económica, tratando de identificar qué territorios y qué colectivos han visto mejorar o no su situación social.
  • Analizar las principales líneas de acción de las políticas de inclusión implementadas en las diferentes Comunidades Autónomas.
  • Compartir experiencias innovadoras y buenas prácticasen materia de inclusión social.
  • Reflexionar sobre los retos y desafíos para el paso de la inclusión activa a la activación inclusiva.

Los objetivos anteriormente mencionados abordan las diferentes temáticas que servirán de eje articulador de las comunicaciones recibidas, que se organizarán temáticamente en función de los contenidos abordados. Los/as autores dispondrán de un tiempo de exposición y la mesa concluirá con un debate-coloquio con el resto de los asistentes.

En base a los objetivos indicados, se esperan comunicaciones centradas en:

  • La evolución reciente de la pobreza y exclusión social en Europa, España y/o sus diferentes territorios.
  • El estudio de las principales líneas de acción actualmente vigentes en materia de de inclusión, así como de la evaluación de sus resultados.
  • La presentación de experiencias singulares y de interés en materia de inclusión social.
  • Reflexiones y aportaciones sobre la capacidad del actual modelo de crecimiento económico para propiciar verdaderas condiciones que favorezcan la inclusión, y sobre los límites de las actuales estrategias de política social.
  • Experiencias y propuestas alternativas y/o complementarias a las políticas de inclusión desde/por el empleo.
Enviar abstract
Mesa 10.2

La pobreza energética en España y las políticas para afrontarla: su análisis desde una perspectiva socio-ambiental

COORDINACIÓN

Descripción

La "pobreza" se define como la situación que sufren aquellos hogares que no pueden pagar los servicios mínimos de energía para cubrir sus necesidades domésticas básicas o que se ven obligadas a destinar más de un 10% de sus ingresos a pagar estas facturas. Según el III Informe de la Asociación de Ciencias Ambientales, "Pobreza, vulnerabilidad y desigualdad energética. Nuevos enfoques de análisis" (ACA, 2016) el 11% de los hogares españoles (algo más de cinco millones de personas) son afectados por la pobreza energética, habiéndose incrementado un 22% entre los años 2012 y 2014. Estamos ante un problema que aúna tres dimensiones: la económica, la social y la ambiental. Desde el punto de vista económico, la pobreza energética apunta directamente a un modelo energético que, tratándose de un sector estratégico, ha permanecido ajeno a las necesidades de la población y ha disparado sus precios en los años más duros de la crisis.  Si prestamos atención a lo social, como están demostrando todos los estudios de caracterización sociodemográfica, la pobreza energética afecta de forma especial a los grupos sociales más vulnerables, y así por ejemplo que habitan en viviendas en  peores condiciones de aislamiento, con equipamiento poco eficiente, entre otras condiciones. Finalmente, si nos fijamos en las derivadas ambientales, la pobreza energética está estrechamente relacionada con consumo ineficiente de energía a la vez que observaremos que la pobreza energética recrudece sus efectos en un contexto de  incremento de olas de calor y de frío provocadas por el cambio climático. Tal es así que hay estudios de la OMS que empiezan a estimar en un 30% las muertes adicionales en invierno relacionadas directamente con la incapacidad de mantener una temperatura adecuada en el hogar.

Detrás de la irrupción de este drama social hay distintas causas que se han dado cita en plena crisis económica: al incremento desmesurado del precio de la energía en los años más críticos (un 70% en la última década según un análisis de FACUA) se ha unido la menor disponibilidad de renta de la población más vulnerable, que además, son generalmente los que habitan en viviendas que fueron construidas en pleno boom inmobiliario sin ningún criterio de eficiencia energética. La importancia de la  pobreza energética como problema social queda también reflejada en que ayuntamientos, gobiernos autonómicos, entidades sociales y ambientales así como empresas han desarrollado iniciativas para impedir los cortes de suministro, incrementar la eficiencia energética de los hogares más vulnerables, formar a la población afectada en mejores hábitos para ahorrar energía y revisar los contratos energéticos para adecuarlos a las necesidades de cada vivienda, tanto en la potencia contratada como en la modalidad de contratación. Entre estas iniciativas cabe destacar Ni un hogar sin energía((promovido por Fundación Ecología y Desarrollo (ECODES), y en el que también participan Endesa, la Fundación Endesa y el Ayuntamiento de Zaragoza), que ha demostrado un potencial de ahorro energético en torno al 30%, y un retorno de la inversión de 3€ por cada euro invertido en los hogares a los que se ha dirigido. En estos momentos se está elaborando el borrador de lo que será la Ley de cambio climático y transición energética que representa una oportunidad para incluir en la legislación las medidas que ayuden a afrontar de manera eficaz esta problemática social y de manera inclusiva el horizonte de la necesaria transición energética.

De cara a asegurar el número adecuado de ponencias así como su calidad se va a llevar a cabo la comunicación directa con entidades o personas conocidas por estar trabajando o desarrollando proyectos en el campo de la pobreza energética y así informarles del evento e invitarles personalmente a enviar propuestas. Se trata de una medida de captación proactiva y complementaria a las propias previstas de difusión del congreso.

En la fase siguiente se llevará a cabo la selección de los documentos de más calidad y adecuación a la orientación temática del panel por parte del coordinador del mismo.

Las ponencias que se esperan en este panel son aquellas que aborden cuestiones como la naturaleza y evolución del fenómeno de la pobreza energética en España, sus causas, consecuencias y caracterización sociodemográfica; las políticas, experiencias, iniciativas y proyectos de intervención social impulsadas por Ayuntamientos, Comunidades autónomas, entidades sociales y empresas y dirigidos a prevenir las causas o paliar las consecuencias de la pobreza energética en los hogares; comparación del estado de la cuestión comparando España con Europa a partir de los datos del Observatorio Europeo de pobreza energética; la percepción social, protesta y organización ciudadana en torno a la pobreza energética; estudios de caso y vivencias de los hogares o comunidades en situación de pobreza energética.

Selección de trabajos


10.2-mesa-para-web

Enviar abstract
Mesa 10.3

(Re)pensando la pobreza alimentaria y sus respuestas ¿Hacia nuevos modelos de ayuda que garanticen el derecho a la alimentación?

COORDINACIÓN

Descripción

España, desde el inicio de la crisis, ha experimentado un proceso de desaceleración económica que ha afectado de manera negativa al mercado laboral (Laparra y Pérez, 2012). Eso ha producido un crecimiento exponencial de la tasa de paro que se establece en un 25,93% (Fundación FOESSA, 2014), convirtiendo así la desocupación en el principal problema social que ha implicado este contexto económico (Laparra, 2011).

No obstante, su impacto se refleja de manera integral en todas las esferas de la vida social de las familias, ya que dificulta el mantenimiento de la vivienda en condiciones de habitabilidad (Martínez y García, 2012); incide de forma determinante en el incremento de los problemas de salud y aumenta los indicadores de depresión, ansiedad y otros trastornos de salud mental (Carmona et. al, 2015). Repercute igualmente en la dinámica familiar y puede incrementar las tensiones y rupturas relacionales; afecta las rutinas cotidianas y debilita la capacidad de tomar decisiones sobre la propia vida. Influye, por tanto, de manera importante en las diferentes dimensiones del bienestar de los individuos. Ha incrementado, así, la vulnerabilidad o exclusión social de las personas con un 22,1% de la población que en el año 2014 se encontraba en riesgo de pobreza en España (INE, 2015). Este contexto ha favorecido la precarización y el aumento de la inseguridad alimentaria -a nivel individual, familiar o comunitario- (Egbe y Monserrat-Mas, 2014), con un 4% de la población española que no tiene recursos para hacer frente a su alimentación básica diaria (Antentas y Vivas, 2014). Señalan Sales y Marco como en todas las sociedades, los déficits alimentarios han sido señales inequívocas de pobreza (2014). En este sentido, la pobreza alimentaria se entiende como una de las dimensiones de la pobreza que comprende “la falta de recursos u otro tipo de dificultades que pueden afectar a una persona e impedirle cubrir satisfactoriamente la necesidad de la alimentación” (Pomar y Tendero, 2015: 32).

Este proceso de descalificación social (Paugam, 2007) impide por tanto el acceso de forma regular a la alimentación (Gracia, 2015), lo que ha producido el incremento de las demandas de ayuda, principalmente en materia alimentaria (Renes y López, 2011). Paralelamente han ido creciendo las acciones y programas desarrollados desde los servicios sociales públicos, desde Cáritas, el Banco de Alimentos o Cruz Roja para dar una respuesta a las personas que se encuentran en esta situación. Según el “Plan 2013 de Ayuda Alimentaria a las personas más necesitadas de la Unión Europea”, se distribuyeron alimentos entre más de 9.000 entidades benéficas y se atendieron a más de dos millones de personas (Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio ambiente, 2014). También se han incrementado el número de comidas servidas en los comedores vinculados a los servicios sociales municipales. En 2010 fueron 349.943 y en 2013 pasaron a ser 489.213 (Sales y Marco, 2014).

Pese a que no existen datos ni estadísticas que visibilicen la situación que viven millones de personas, las cifras apuntadas reflejan como la pobreza alimentaria ha dejado de ser un hecho coyuntural, ya que lejos de reducirse constituye un fenómeno que progresivamente está aumentando para instalarse en la vida de muchas familias (Nogués y Cabrera, 2017). Este incremento cuestiona la acepción de la alimentación como derecho, que no se encuentra garantizado para todos los ciudadanos, pese al reconocimiento legislativo que existe en el derecho internacional, definido por el Pacto Internacional de los Derechos Económicos, Sociales y Culturales (1966), la Declaración Universal de los Derechos Humanos (1948) y la Carta Magna de las Naciones Unidas (1988) (Bon Kraemer et al. 2014).

Los dispositivos de ayudas articulados para hacer frente a esta situación plantean la dispensación de recursos y el acceso al alimento, desde una concepción reduccionista de las necesidades y como respuesta urgente a una demanda inmediata, pero no inciden en las causas que generan estas desigualdades (Pomar y Tendero, 2014). Esta situación obliga a (re)pensar las respuestas que se articulan para hacer frente al impacto de la crisis en la alimentación y el modelo de ayuda benéfico asistencial en el que se basan, como plantearemos en el panel. Desde una perspectiva crítica con las prácticas tradicionales, contemplaremos nuevas iniciativas y respuestas alternativas que proponen la re-conceptualización en el debate público de todas aquellas acciones no-dependientes, que reconocen la autonomía individual y colectiva y que proponen transitar hacia nuevos “modelos de ayuda alimentaria”. Visibilizar este tema en la esfera pública y académica y situarlo en la agenda política es el reto que proponemos.

Se plantea la organización de la mesa en tres bloques temáticos.

Bloque 1: Crisis y alimentación: estrategias de las familias y solidaridad vecinal.

Este primer bloque pretende agrupar todas aquellas propuestas que hagan referencia al impacto que ha tenido la crisis en el bienestar de los individuos y concretamente cómo ha afectado en la alimentación de las personas, haciendo especial hincapié en los grupos poblacionales que más se han visto afectados, como las familias monoparentales, inmigrantes o personas mayores. Nos interesa también los trabajos que contemplen las estrategias que las familias desarrollan en las diferentes fases del proceso alimentario: obtención, elaboración y consumo de los alimentos, para hacer frente a la crisis. De igual manera, haremos referencia a la importancia que en este contexto tienen la solidaridad familiar y las redes vecinales y sociales que se articulan y desarrollan, para hacer frente a la situación de pobreza alimentaria.

Bloque 2: Respuestas frente a la crisis y modelo de ayuda alimentaria

Esta mesa quiere abarcar, desde un punto de vista científico, aquellas investigaciones que abordan desde una perspectiva teórica el modelo de ayuda alimentaria que se ha establecido en España, así como también estudian las distintas respuestas que se están articulando para hacer frente a la pobreza alimentaria que vive la población. Nos interesan propuestas críticas que analicen los mecanismos de protección, valorando los efectos que estos dispositivos tienen en la población. Mecanismos que son objeto de diferentes tipos de argumentaciones, favorables y contrarias, que generan controversias. Algunos sectores, que se encargan de las ayudas en especie, defienden que están asegurando el alimento y su acceso a las personas que lo necesitan, contribuyendo así a reducir el despilfarro alimentario, a la vez que promueven valores de solidaridad a través de las campañas de recogida de alimentos. Desde otros espacios, se cuestiona cómo estas respuestas limitan la libertad y la capacidad decisional de las personas, perpetúa la dependencia institucional de los individuos, que se ven abocados a la itinerancia en los circuitos como receptores de ayuda.

Bloque 3: Responsabilidad en materia alimentaria y el rol de los actores

En la cuestión alimentaria está en juego el bienestar de los individuos, familias y colectivos. Por lo tanto, nos parece importante contemplar propuestas que reflexionen sobre el rol que tiene y debería tener el Estado y sobre la responsabilidad que ostentan los diferentes actores sociales (sector público, privado, tercer sector, iniciativa ciudadana y las personas) ante el incremento de la pobreza alimentaría en España y para garantizar el derecho a la alimentación de toda la población. Un debate necesario si queremos contemplar soluciones estructurales a un problema que ya es estructural y si pretendemos acortar la brecha de desigualdad y exclusión social que prevalece en la actualidad.Esperamos por tanto propuestas, experiencias e investigaciones, que desde una perspectiva crítica contemplen las temáticas planteadas y contribuyan a enriquecer el debate existente sobre la pobreza alimentaria en España.

Selección de trabajos


10.3-mesa-par-web

Enviar abstract
Mesa 11.1

Nuevo Trabajo Social para nuevas Políticas Sociales

COORDINACIÓN

Descripción

Si algo caracteriza el Trabajo Social es su contacto directo, constante y continuado con la realidad social. En todas las políticas sociales, en todos los sistemas de protección, esta profesión tiene un papel protagonista en la conexión e interacción, entre las necesidades sociales y las respuestas institucionales que estas reciben. No en vano se ha afirmado por numerosos expertos, que el trabajo social es la profesión que está en la “línea de fuego” de las políticas sociales. En contextos de incertidumbre y desigualdad crecientes, resulta fundamental aprovechar este gran potencial que permitiría reforzar y recomponer la cohesión social entre la ciudadanía y las instituciones prestadores del bienestar social. Cuando los poderes públicos responden a las necesidades sociales reales, la ciudadanía se siente respaldada, protegida, acogida y formando parte de un todo que es la comunidad social.

Estamos en un momento social crucial. Las fracturas sociales son muchas pero quizá la más preocupante es la fractura entre la población y sus instituciones públicas. Urge reconstruir esta obligada relación y la profesión de Trabajo Social debe y tiene mucho que aportar. En primer lugar, identificando los nuevos-viejos perfiles de las nuevas-viejas desigualdades sociales. Escuchando su demanda, dibujando su proceso, describiendo sus subjetividades. En su segundo lugar, constatando las fallas y agujeros en las redes de protección. En los itinerarios de atención e inclusión social. En la intersección de las respuestas. En la evidencia de resultados exitosos en nuevas intervenciones sociales y proyectos innovadores. Y, finalmente, en el diseño operativo y estratégico de políticas sociales acordes y en conexión directa con las demandas y necesidades sociales.

En definitiva, tres planos (desde la intervención en Trabajo Social) que se complementan y que deben convivir y avanzar en un constante reajuste de piezas. Como en una perfecta muestra de malabar, para no dejar caer ninguna de las pelotas. Si nuestras sociedades están surtidas de incertidumbres y desigualdades, apelamos a un Nuevo Trabajo Social para Nuevas Políticas Sociales que construya redes entre las personas y las instituciones de un Nuevo Estado de Bienestar Social.

La mesa se organizará en tres sesiones de trabajo, en función de las ponencias y comunicaciones recibidas, que estarán centradas en:

  1. Identificación de nuevos perfiles, demandas y respuestas sociales que emergen en el actual contexto de incertidumbre y desigualdad crecientes.
  2. Análisis de respuestas institucionales, desde los diversos actores sociales implicados en la protección social: administraciones públicas, entidades del tercer sector, empresas y entidades privadas, comunidades y familias.
  3. Identificación y presentación de ejemplos de buenas prácticas y experiencias de éxito en el campo de la intervención profesional, el diseño de programas y servicios, y el diseño de políticas sociales y/o reorganización de sistemas públicos de protección social.

En consonancia con la justificación de la mesa propuesta, las ponencias esperadas tendrían como eje central el Trabajo Social y se pueden englobar en las siguientes categorías y subcategorías:

a) Los nuevos perfiles de la desigualdad social:

  • Qué características presentan los nuevos sujetos sociales (individuos, familias, grupos y comunidades) que están atrapados en situaciones o procesos de exclusión social.
  • De dónde proceden y qué recorridos han realizado hasta llegar a su situación actual.
  • Descripción y análisis de elementos recuperadores.
  • Los vínculos de apoyo con el /la profesional de trabajo social.
  • Las intersecciones de desigualdades sociales.

b) Nuevas necesidades, nuevas demandas, nuevas respuestas:

  • Qué necesidades sociales nuevas (o qué nuevas dimensiones de viejas necesidades sociales) se están detectando.
  • Cómo se expresan y manifiestan las necesidades sociales.
  • Los síntomas sociales de la sociedad actual.
  • Necesidades no cubiertas: las grandes olvidadas.
  • ¿Son necesarias nuevas respuestas?
  • Análisis crítico de las respuestas actuales, tanto institucionales como profesionales.
  • Nuevas necesidades formativas profesionales para enfrentar nuevas demandas y respuestas innovadoras.

c) Proyectos innovadores y exitosos:

  • Presentación metodológica de proyectos innovadores.
  • Necesidad de nuevas intervenciones sociales.
  • Identificación de variables para el éxito de la intervención social.
  • La evaluación de “resultados” e “impacto” de las intervenciones profesionales.
  • Ejemplos de buena práctica profesional como respuesta eficaz a las necesidades y demandas sociales en contextos de incertidumbre y desigualdad.

d) Las respuestas institucionalizadas:

  • Las respuestas institucionales ante las nuevas demandas y necesidades sociales, ¿son adecuadas?¿qué papel juega la intervención profesional en esas respuestas institucionales?
  • Análisis comparado de respuestas institucionales.
  • La globalidad del respuestas: las personas en el centro de la intervención.
  • Experiencias de reorganización de Organizaciones y Servicios.

e) Propuestas para el diseño de políticas de servicios sociales o nuevas formas de hacer política social desde el trabajo social:

  • La vinculación socio-jurídica de la realidad social.
  • Conceptos sociales en las normas.
  • Necesidad de nuevos marcos jurídicos para nuevas realidades.
  • Instrumentos de gestión pública diferentes.
  • La participación en la construcción de las políticas sociales.
  • La gobernanza y la gestión de las políticas sociales.
  • Políticas sociales multinivel.
  • Necesidades sociales convertidas en derechos esenciales.
  • La transversalidad en la política social.
  • Financiación de las políticas sociales.

Selección de trabajos


11.1-mesa-para-web

Enviar abstract
Mesa 11.2

Nuevas metodologías de intervención social: planteamientos, resultados y futuros desarrollos

COORDINACIÓN

Descripción

La crisis de 2008 introduce un nuevo panorama en el mundo del trabajo y la protección social, especialmente en países como España, donde la crisis se traduce en un aumento vertiginoso de la tasa de paro, del paro de larga duración y de los hogares donde todos sus miembros se hallan en tal situación. Este profundo deterioro del panorama laboral provoca un aumento importante de la población vulnerable y excluida que necesita el apoyo de los servicios sociales, tanto públicos como del tercer sector, y que se une a la población de tipo estructural que estas instituciones venían atendiendo. El gran aumento de estas necesidades por la coyuntura comentada, junto a la política de recortes como principal instrumento de lucha contra la crisis, conduce a la saturación y desbordamiento de los servicios sociales. Ante estas vicisitudes, se plantea la necesidad de explorar nuevos enfoques y métodos a la hora de atender y lograr la reinserción de la población excluida, al tiempo que hay que detectar formas de atención erróneas que no han tenido demasiados resultados y que quedan totalmente obsoletas antes las nuevas necesidades. A continuación, se recogen algunas de las nuevas iniciativas que han venido surgiendo:

  • Ya la Comisión Europea propuso en los años posteriores a la crisis la creación de empresas sociales o el emprendimiento social como vía de inserción de colectivos vulnerables o de más difícil empleabilidad como los jóvenes y las mujeres, especialmente golpeados por la crisis en algunos países.
  • Formas de intervención que hagan un mayor uso de las nuevas tecnologías.
  • Formas de optimización de los recursos sin que ello implique una pérdida de la calidad de la atención.
  • Se abren paso nuevos paradigmas de intervención en los que se intenta que el usuario no sea simplemente un perceptor de ayudas y los trabajadores sociales no sean solo tramitadores de las mismas, sino que el usuario asuma una actitud más activa, que pasa por establecer objetivos en su vida o por aprender a hacer proyectos personales y familiares que sirvan de revulsivo. Ante esto, los equipos de intervención se reformulan como buscadores de apoyos para consolidar ese cambio decidido por el usuario.
  • Otros enfoques y autores (Pastor Seller, etc.) apuestan, en cambio, por superar la excesiva individualización de la intervención social. Esta habría fracasado a la vista de que ha creado dependencia o no ha sabido responder al aumento exponencial de necesidades o no ha logrado acabar con bolsas persistentes de usuarios estructurales. En respuesta a esto, estos otros enfoques apuestan por volver a “resituar” al usuario dentro de la comunidad y por aprovechar los recursos y oportunidades que esta puede brindar para salir de la exclusión: reconstruir el capital social de la comunidad para evitar situaciones de aislamiento, para favorecer el emprendimiento comunitario, etc. En esta línea se pueden incluir iniciativas como las lanzaderas de empleo: forma de búsqueda de empleo grupal y dinamizada por profesionales, que rompe con el aislamiento tradicional del parado.

La proliferación de enfoques y soluciones, como los vistos, y la situación de emergencia social en que todavía nos hallamos, merecen una reflexión y análisis para determinar cuáles pueden ser los paradigmas y metodologías más prometedores.

Se pretende estructurar la mesa de trabajo en diferentes sesiones que giren en torno a diferentes enfoques y metodologías, por ejemplo:

  • Enfoques y metodologías de intervención vinculadas al emprendimiento social o la economía social.
  • Enfoques y metodologías apreciativos o que promueven la agencia de los usuarios.
  • Enfoques y metodologías que recuperan la comunidad.
  • Enfoques y metodologías que integran los nuevos medios digitales u orientados a la optimización de recursos.
  • Otros enfoques y metodologías innovadoras.

La mesa, por tanto, da la bienvenida a comunicaciones que desarrollen nuevas estrategias de intervención como las referidas u otras que sean innovadoras. Estas deberían detallar en qué aspectos se centran especialmente de los usuarios o de sus relaciones con los profesionales que les guían; cómo consiguen una mejora de la atención o un cambio más profundo en los usuarios; cómo consiguen un cambio en la organización de los servicios que favorezca a los usuarios y la sostenibilidad del sistema; qué novedades introducen frente a planteamientos tradicionales o qué nuevos recursos movilizarían, etc.

Se pretende que no solo desarrollen teóricamente nuevos planteamientos, sino que ya se ofrezcan algunos datos que permitan valorar la efectividad de estos nuevos enfoques y si pueden consolidarse como nuevas metodologías e instrumentos de intervención dentro de la política social. Se valorará el uso de métodos rigurosos de evaluación, sean cuantitativos o cualitativos, a la hora de demostrar la efectividad de estos nuevos modos de intervención.  Dada la rigurosidad, claridad de resultados y capacidad de síntesis que permiten los métodos cuantitativos a la hora de valorar impactos de una estrategia de intervención experimentada, este tipo de métodos serán muy valorados, aunque no se descarten otros.

También sería interesante que las comunicaciones recogieran autocríticas y limitaciones de estas nuevas formas de intervención, ya que a veces los propios usuarios/as no están preparados para asumir algunos de estos planteamientos, o también la propia organización de los servicios sociales (públicos o privados) puede recibir estas innovaciones con reservas. También algunas voces plantean que algunas de estos nuevos planteamientos y metodologías están muy influidas por las premisas neoliberales o que son meras formas de enmascarar una menor disponibilidad de dinero para la intervención y protección social. Por otro lado, y en aras a la pluralidad, se admiten comunicaciones que precisamente ofrezcan datos que demuestren que las formas de intervención tradicionales no son tan negativas o inefectivas y que pueden, de hecho, tener resultados reseñables en determinados contextos e implementando algunos cambios en la organización.

Selección de trabajos


11.2-mesa-para-web

Enviar abstract
Mesa 11.3

Regeneración urbana e intervención social

COORDINACIÓN

  • María Rosa Herrera-Gutiérrez (Universidad Pablo de Olavide) mrherrer@upo.es
  • Lucía Muñoz García (Universidad Pablo de Olavide) lmungar@upo.es
Descripción

Entre las consecuencias de la ‘gran crisis’ se puede destacar la profundización del proceso de desequilibro socio-económico al interior de las ciudades y con ello la fragmentación urbana. Ello ha provocado, por un lado, soluciones habitacionales de espaldas a la ciudad que suponen el éxodo de los sectores menos damnificados por la crisis a urbanizaciones cerradas; y, por otro, la concentración de dificultades sociales, económicas y físicas en ciertos territorios.  Este fenómeno estuvo y sigue estando en la agenda política de la Unión Europea, al igual que viene siendo estudiado por las Ciencias Sociales. Así pues, los programas de Regeneración Urbana, como líneas de actuación que se inscriben en la filosofía de Intervención Integral en Barrios, buscan mejorar las condiciones de esos espacios, y con ello reducir la presencia de desequilibrios internos en las ciudades. Se trata de actuaciones orientadas a afrontar multidimensionalmente los problemas que enfrentan los barrios desfavorecidos. Esto es: recuperar el tejido social debilitado y excluido; reactivar económicamente poniendo en valor el potencial de las áreas marginadas; y restaurar el entorno degradado, dotándolo de unas condiciones ambientales y de habitabilidad favorables para el desarrollo de la vida urbana.  Se trata de estrategias integrales para solventar situaciones de vulnerabilidad multisectorial.

En esta mesa nos interesa profundizar en dos ejes vertebrantes de esta política, por un lado, la intervención social comunitaria: se trata de indagar en los mecanismos y actuaciones desarrolladas en el marco de diversos programas de regeneración; y, por otro lado, a los procesos de gobernanza urbana que supone el diseño e implementación de estos programas en los barrios.

En definitiva, con esta mesa se pretende:

  • Facilitar un espacio de difusión de investigaciones y experiencias de intervención comunitaria que se alinean en la lógica de Intervención Integral en Barrios.
  • Promover un espacio de discusión acerca de mecanismos y efectos dela intervención social comunitaria en el marco de los Programas de Regeneración Urbana.

La mesa se organizará en torno a tres ejes, o mementos, sobre los que, además de presentar trabajos se promoverán discusiones orientadas a generar conclusiones capaces de ser transferidas a la academia pero sobre todo a los actores involucrados en la gestión de las políticas locales.

  • Experiencias de intervención, que pretende recuperar los saberes de los actores involucrados en los procesos de intervención integral.
  • Trabajos de teórico y metodológicos, que permitan abrir discusiones acerca de los marcos analítico y los diseños metodológicos orientados a conocer los aspectos centrales de la intervención integral en los barrios.
  • Trabajos de investigación empírica que presenten resultados de estudios (cualitativos o cuantitativos) de algunos aspectos relacionados con la intervención en el territorio.

Tipos de ponencias esperadas:

  • Trabajos que analicen descriptivamente ‘casos’, que recojan una sistematización de la experiencia de intervenciones integrales en el territorio que permitan extraer conclusiones y propuestas de mejora en algunas de las dimensiones del fenómeno.
  • Trabajos de investigación, que analicen el impacto de las intervenciones en barrios sobre el desarrollo cívico-comunitario.
  • Trabajos de investigación, que presenten análisis comparado de casos de regeneración urbana desde la perspectiva de los mecanismos de intervención.
  • Trabajos metodológicos, que presenten propuestas analítico-metodológicas para el estudio del impacto de la intervención integral en barrios.

Selección de trabajos


11.3-mesa-para-web

Enviar abstract
Mesa 12.1

Políticas públicas y servicios sociales de atención primaria: horizontes y perspectivas, fracasos y éxitos

COORDINACIÓN

Descripción

Los Servicios Sociales son un ámbito clave en las políticas públicas y sociales. El modelo construido en la sociedad española a partir de la Constitución de 1978 parece mostrar signos de agotamiento que necesitan ser reflexionados. Son indicios que quizá podrían extenderse al conjunto de las Políticas Sociales que muestran una creciente desconexión y alejamiento de las necesidades sociales. El modelo de Servicios Sociales, diseñado desde una óptica prestacionista y de atención a demanda, ha arrinconado en muchos casos a intervenciones colectivas y de tipo preventivo. Teniendo en cuenta la reivindicación de un sistema de Servicios Sociales de Atención Primaria como derecho subjetivo para la ciudadanía es necesario, en primer lugar delimitar cuál es y será el campo de actuación de estos servicios, qué alcance, qué derechos y prestaciones han de estar asegurados por otros sistemas de protección social para afrontar una necesaria organización de los Servicios Sociales de Atención Primaria. Esto sin olvidar el papel que ejercen las y los profesionales em los Centros de Servicios Sociales. Éste ha de venir acompañado de una labor educativa, de acompañamiento y de lucha por garantizar derechos, autonomía y toma de conciencia de las personas para que realmente sea, ya no partícipe si no actor principal en las decisiones. Éste es o debiera ser el eje principal de las actuaciones desde este tipo de Centros y Servicios.

En esta mesa se ofrece un espacio donde tengan cabida distintas experiencias, aportaciones e ideas que permitan (re)pensar la atención primaria y comunitaria que prestan los Servicios Sociales como derecho y contribuyendo a su reconfiguración como pilar del bienestar.

La mesa se organizará en las sesiones que sean precisas para dar cabida a las ponencias y comunicaciones presentadas. Los organizadores harán una revisión conjunta de las propuestas que  se reciban, valorando cuál (o cuáles) serán consideradas ponencias, cuáles comunicaciones y comunicando igualmente los no aceptados con una justificación de los motivos de la exclusión. De la misma manera se harán recomendaciones de mejora o ajuste, si fuese necesario a todas las recibidas. Del mismo modo se estará pendiente de los plazos y fechas que se indique desde la organización, recordando a los distintos autores tales días y animando a que cumplan con el envío de los materiales.

El objetivo de los coordinadores es estar a disposición de quienes quieran sumarse ante cualquier duda o sugerencia que pueda surgir, apoyando a la organización en lo que sea posible para que el panel sea un éxito.

Aunque puede ser complicado prever el tipo de ponencias que se decidan, en su caso, por esta mesa, nos atrevemos a pensar que pueden apuntar a las siguientes áreas temáticas:

- Ponencias que hablen de trabajo comunitario y de participación social.

- Experiencias de otras formas de atención y de organización de los servicios sociales.

- Trabajos sobre la configuración histórica de los servicios sociales comunitarios o de atención primaria.

- Comunicaciones sobre Políticas públicas y el diseño de los sistemas de bienestar, en especial de los servicios sociales.

Selección de trabajos


12.1-mesa-para-web

Enviar abstract
Mesa 12.2

Incertidumbres y encaje social e institucional del Tercer Sector de Acción Social en los ámbitos regional y local

COORDINACIÓN

Descripción

El desarrollo del Tercer Sector de Acción Social responde a un amplio elenco de condicionantes económicos, sociales y socio-históricos plasmados en trabajos teóricos y empíricos cuyo resultado es coincidente: las organizaciones del TSAS han experimentado un crecimiento muy significativo y han pasado de ocupar una posición institucional residual en el sistema de bienestar español a ocupar otra de mayor centralidad en la lucha contra la desigualdad.

Este desarrollo y crecimiento del TSAS se ha producido dentro de un sistema de bienestar descentralizado y mixto basado en una estructura triangular en la producción del bienestar (Estado, mercado y Tercer Sector) donde éste último se ha desarrollado como colaborador dependiente de las políticas sociales del Estado de Bienestar. También se ha producido en un contexto socio-político articulado sobre un sistema autónomico que ha introducido una mayor diversidad en los sistemas regionales de bienestar en ámbitos donde interviene el Tercer Sector como la sanidad, la educación, los servicios sociales y, recientemente, los cuidados de larga duración.

En la medida en la que nuestro Estado de Bienestar se ha ido configurando en paralelo al desarrollo del Estado de las Autonomías cabría inferir que el encaje institucional y social del TSAS ha podido seguir diferentes trayectorias en las distintas regiones de nuestra geografía hasta ir configurando un heterogéneo mapa de “terceros sectores de acción social” en el territorio. Dicho desarrollo diferencial del TSAS en las regionespodría estar influido por factores de distinto tiposobre los que se propone indagar en este panel. Estos factores, tentativamente, podrían ser de índole: a) económico-institucional (por ejemplo, el tipo de colaboración financiera público-privada predominante, el papel de los incentivos fiscales, las claúsulas sociales…), b) social, como el capital social en el TSAS, es decir, las prácticas institucionales y relacionales del TSAS con otros actores sociales como las Administraciones Públicas, las empresas, los movimientos sociales y la Economía Alternativa y Solidaria; c) osociocultural-sociohistórico, por ejemplo, la tradición secular-religiosa del TSAS en los diferentes territorios. Tal desarrollo también puede verse influido por algunas incertidumbres que planean sobre la institucionalización regional del TSAS como la descentralizacion del 0,7% IRPF, la implantación de la nuevas Directivas de contratación públicao el desarrollo y colaboración futura del TSAS con formas emergentes de economía alternativa y de los bienes comunes.

El análisis de estos factores e incertidumbres, junto a otros que puedan surgir, son aspectos clave del futurodel TSAS en los próximos años. Por ello esta mesa se propone analizar el encaje institucional y social del TSAS en el ámbito regional y, en la medida de lo posible, también en el local, explorar la existencia de factores diferenciales en el TSAS en dichos ámbitos así como el impacto de las incertidumbres mencionadas en el devenir del TSAS.

Se prevé la organización de la mesa en torno a tres ejes temáticos orientados a abordar las cuestiones anteriores desde una perspectiva preferentemente interdisciplinar y comparada:

  1. Factores económico-institucionales, sociales y socio-históricos que han ido configurando el entramado institucional y el desarrollo social diferenciado del TSAS en los ámbitos regional y local.
  2. Identificación de tipologías regionales de TSAS, a ser posible, analizando los factores explicativos más destacados del TSAS, los comunes a todas las regiones y los específicos de cada una de ellas.
  3. Incertidumbres que planean sobre la institucionalización del TSAS como, entre otras, la descentralizacion del 0,7% IRPF, la implantación de la nuevas Directivas de contratación pública, o su desarrollo y colaboración futura con formas emergentes de economía alternativa y de los bienes comunes.

Las ponencias esperadas de esta mesa abarcarán ponencias basadas en una revisión de la literatura sobre el TSAS, avances de investigación, proyectos en curso o informes de investigación relacionados con aspectos jurídico-normativos (la normativa autonómica y municipal sobre procesos de concertación, concurso o subvención, o sobre fiscalidad), con los factores económico-institucionales, sociales y socio-históricos mencionados y con las incertidumbres susceptibles de influir en el desarrollo diferencial del TSAS en las diferentes regiones.

Selección de trabajos


12.2-mesa-para-web

Enviar abstract
Mesa 12.3

Políticas sociales, servicios sociales y nuevas tecnologías

COORDINACIÓN

  • Daniel  Molinuevo (Fundación Europea para la Mejora de las Condiciones de Vida y de Trabajo, Eurofound) dmo@eurofound.europa.eu
Descripción

Desde hace varios años las instituciones europeas piden a los Estados Miembros mayores esfuerzos a la hora de contener el gasto social para así asegurar su sostenibilidad, al mismo tiempo que piden una mejora de la calidad y la accesibilidad de distintos servicios sociales. Uno de los modos indicados para lograr ambos objetivos es el uso de nuevastecnologías. Esto se ha indicado en el Semestre Europeo y será también uno de los componentes principales de la iniciativa de la Comisión   “Transformation of health and care in the Digital Single Market”, que se será publicada este año. Mientras que el uso y la investigación acerca del uso de nuevas tecnologías en el sector sanitario están muy desarrollados, en el caso de los servicios sociales y las políticas sociales existe menos información. Esto sucede especialmente en el caso de las tecnologías digitales más punteras como la cadena de bloques, la inteligencia artificial, el aprendizaje de máquinas, la robótica avanzada, el internet de las cosas, la realidad virtual o la telepresencia.

Esta mesa de trabajo tiene como objetivo dar a conocer cuál es el uso que se da a las tecnologías digitales (tanto las TIC como tecnologías más punteras) en los servicios sociales y las políticas sociales. Dicho uso puede tener lugar en todas las fases de las políticas públicas, desde su diseño a su implementación y evaluación. Las ponencias podrían centrarse tanto en España como en otros países europeos, presentando tanto iniciativas políticas promoviendo la transformación digital como su uso en servicios específicos. Esto permitirá conocer mejor cuales han sido las barreras y los factores que han facilitado un mayor uso de estas tecnologías.

Asimismo, la mesa estará abierta a la presentación de estudios que documenten los cambios que dicho uso ha causado en el proceso de políticas públicas. Por ejemplo, gracias al uso de big data, la evaluación puede llevarse a cabo a lo largo de todo el proceso de políticas públicas, en vez de solo una vez que han sido implementadas (Höchtl, Parycek y Schöllhammer, 2016). Asimismo, los estudios que documenten cambios en la calidad y/o accesibilidad de servicios sociales pueden resultar de especial interés, ya que muestran si estas tecnologías contribuyen a alcanzar los objetivos para la inclusión y protección social establecidos en el European Pillar of Social Rights.

El impacto de la digitalización en la economía, el mercado de trabajo y el sector público es uno de los componentes principales del programa de investigación de Eurofound hasta 2020. Entre los distintos proyectos de investigación que se están llevando a cabo cabe destacar un marco conceptual y varias revisiones literarias acerca del impacto de las tecnologías digitales más recientes. Asimismo, el coordinador de este panel es el encargado en Eurofound de un proyecto que analiza el impacto de la digitalización en el diseño y la prestación de servicios sociales en Europa. Dicho proyecto incluye información acerca del uso de tecnologías punteras en Europa e informes más detallados sobre las estrategias de digitalización en cinco países, mostrando como las nuevas tecnologías han impactado la accesibilidad de determinados servicios. Toda esta información podrá ser utilizada para organización preliminar de la mesa.

Tipo de ponencias esperadas: Presentaciones tanto en inglés como en castellano de artículos académicos, informes, evaluaciones o estudios de caso.

Selección de trabajos


12.3-mesa-para-web

Enviar abstract

* Los coordinadores de paneles pueden consultar sus responsabilidades en esta sección: RESPONSABILIDADES DE COORDINACIÓN

Copyright 2018 REPS SPAIN - Un sitio web desarrollado y gestionado por eWolutions.com